Copa Davis
Domingo 05 de Febrero de 2017

"Leo y Charly nos regalaron un partidazo"

El capitán del equipo argentino de Copa Davis, Daniel Orsanic, se mostró muy emocionado por el rendimiento de la pareja argentina.

En su llegada a la sala de prensa, el capitán del equipo argentino de Copa Davis, Daniel Orsanic, se mostró muy emocionado por el rendimiento de la pareja argentina, para la que no ahorró elogios: "Fue emocionante. Leo y Charly nos regalaron un partidazo, la lucha y el amor que pusieron es inmenso, se me cayeron un par de lágrimas por ellos y por el marco que se dio hoy (por ayer). Nos dimos un gusto con este partido. Lo que pasó en Zagreb es histórico (la obtención de la Ensaladera), nos va a quedar siempre pero esta es otra serie y otra temporada. Es lo que tenemos en la cabeza".

A la hora de resumir las cualidades de sus jugadores en un concepto, dijo que se le hacía imposible: "No hay una palabra para describirlos, "enorme" es la más cercana, "increíble" puede ser otra, no sé cómo nombrar mi admiración con ellos. Era un desafío lindo (el partido de ayer), pero muy difícil también, se lo bancaron bárbaro".

Consultado sobre por qué creía que el partido se dio tan cambiante y vibrante, Berlocq fue claro: "Sencillo, esto es tenis y a veces suceden estas cosas. Vas ganando, alguno lo da vuelta y el quinto set puede ser parejo. Hay un montón de variantes que pueden suceder en los partidos. Lo más importante es la entrega que tuvimos, el compromiso desde el primer punto hasta el último, en lo único que pensamos fue en nuestro rendimiento. Teníamos que subirlo si queremos revertir la serie. Después cómo se dio el partido no es tan importante".

Luego, un poco a tono de broma y otro poco en serio, Charly habló del desgaste con el que llegará al domingo, tras estar unas cinco horas en cancha (entre el partido del viernes y el de ayer). "Jugué un poco ayer, un poquito hoy", dijo, para disparar las carcajadas pero remarcó que "creo que voy a estar bien. Es normal para nosotros jugar mucho y soy un creyente de que con la adrenalina todo se va".

Como nunca Argentina revirtió un 0-2 en una serie, a Orsanic le preguntaron si el domingo podía ser histórico. La respuesta, indirecta, habló por sí sola y cerró la jornada: "Argentina nunca había ganado la Copa Davis y la ganó".

Comentarios