Central
Lunes 10 de Abril de 2017

Las claves de la recuperación canalla de la mano de Montero

Paolo Montero logró sumar el 66 por ciento de los puntos desde que llegó a Central. Aumentó la confianza de los jugadores, acertó en los refuerzos, marcó presencia con decisiones drásticas y logró un equipo agresivo

Paolo Montero llegó a Central para tomar la posta de lo que fue el ciclo intenso de Eduardo Coudet. No la tiene fácil el DT uruguayo porque si bien el equipo del Chacho no pudo coronar su buen andar con un título, lo cierto es que esa gestión del ex volante auriazul dejó la vara alta entre los hinchas de Arroyito. Pero Paolo no llegó al club con la intención ni de imitar ni de hacer olvidar a nadie, sino que quiere escribir su propia historia. Y por ahora su ciclo va dando pasos firmes hacia adelante. Sin tirar manteca al techo, hoy Central está creciendo desde lo individual y lo colectivo. Porque el canalla está jugando de menor a mayor y de a poco está encontrando una identidad de juego definida, lo que queda reflejado en la auspiciosa cosecha de puntos en lo que va del 2017: obtuvo diez unidades sobre quince posibles, lo que constituye el 66 por ciento de los puntos. Vale la pena repasar las claves de la remontada auriazul.

Montero es un técnico de perfil bajo, en cuanto a que no acostumbra a ser compinche de los periodistas. Tampoco realiza declaraciones estridentes buscando ganar espacio en los medios. Lo suyo pasa por el trabajo día a día en Arroyo Seco, buscando inculcarles sus conceptos tácticos a los jugadores y preparando cada partido como una final, con la intención de lograr la mayor cantidad de puntos posibles para que Central aspire a ingresar a una copa internacional.

En lo que va de su gestión Paolo debió lidiar con algunos imponderables y por ahora siempre supo corregir el rumbo sobre la marcha. El equipo le respondió con creces. Porque arrancó perdiendo de local ante Godoy Cruz (0-1) y enseguida superó ese mazazo y se puso de pie. Otro tema urticante fue cuando Teo Gutiérrez discutió con Marco Ruben y el DT sacó del equipo al colombiano en una decisión drástica, pero que le sirvió al técnico para dejar en evidencia que la armonía del grupo está por encima de los egos. Teo acusó recibo, pidió disculpas públicas y a partir de allí se convirtió en la gran figura canalla en lo que va del año.

Después de la caída con los mendocinos, Central derrotó de visitante 1 a 0 a Quilmes (Camacho), se impuso de local 1 a 0 a Tigre (Teo Gutiérrez), igualó 2 a 2 con Sarmiento en Junín (Carrizo y Bordagaray) y venció 2 a 1 a Atlético de Tucumán en el Gigante (Carrizo y Ruben). A la hora de repasar las claves de este buen momento canalla hay que destacar:

La confianza

Lo primero que trató de hacer el DT uruguayo fue levantarles la moral a los jugadores que venían muy golpeados por lo que fue la final perdida ante River en la Copa Argentina, encima con el pesado antecedente de la anterior derrota por el mismo torneo y en la misma instancia frente a Boca. Los futbolistas auriazules hoy están reencontrando la fortaleza mental de sentir que pueden superar al adversario. Así, con los resultados como aliados, el aspecto anímico del plantel está en alza. Está claro que lo mental es clave en la recuperación futbolística de cualquier equipo.

La autoridad del DT

Los técnicos demuestran su real autoridad en las situaciones calientes. Y seguramente para Montero no fue sencillo tomar la decisión de marginar a una estrella internacional como Teófilo Gutiérrez. Y no le tembló el pulso en proteger la integridad del grupo cuando Teo se pasó de la raya y en pleno partido discutió de manera innecesaria con el capitán Ruben en la previa del penal ante Godoy Cruz, que encima falló Marco. Pero además de mandar al banco al colombiano, lo positivo de Montero es que cuando necesitó que juegue no se le cayeron los anillos para mandarlo a la cancha y darle nuevamente toda la confianza. Y el cafetero respondió con creces.

Un equipo agresivo

La principal virtud que tiene el equipo de Montero a la hora de jugar es que es agresivo en todas las líneas de la cancha. Desde la defensa al ataque cada futbolista tiene la premisa de correr y meter en su sector. Y además la intención es que los defensores jueguen lo más lejos posible del Ruso Rodríguez y que si es necesario a la hora de presionar queden mano a mano con los delanteros rivales. Esto en ocasiones es riesgoso, pero los equipos que quieren ser ofensivos deben plantar a sus centrales en la mitad del campo.

Jugar igual de local y visitante

Hasta acá los canallas intentaron jugar igual en el Gigante o de visita. Es más el equipo de Montero hizo el gasto hasta el final para vencer a Quilmes en el sur del conurbano bonaerense y lo consiguió sobre la hora vía un cabezazo de Camacho. Y en su segunda excursión protagonizó un entretenido cotejo ante Sarmiento en Junín. Central generó un decena de chances de gol y convirtió mediante Carrizo y Bordagaray, pero no le alcanzó para ganar debido al doblete de Gervasio Núñez. En Junín también se vio un equipo canalla agresivo, que si bien cometió errores en el retroceso, siempre fue al frente y generó constantemente peligro en el área rival.

El objetivo de llegar a una copa

Hoy desde lo deportivo el objetivo excluyente de Central en el torneo es sumar la mayor cantidad de puntos para meterse entre los once primeros para disponer de un pasaje a la próxima Copa Sudamericana. Claro que si llega a culminar entre los primeros cinco el premio es un puesto en la Copa Libertadores. Hoy Central (25 unidades) está a cuatro puntos del undécimo, que es Lanús (29). En esta tabla copera está depositada la esperanza hasta mediados de año. El otro objetivo será la Copa Argentina, donde el rival de 32avos. de final será Cañuelas.

Acertó en los refuerzos

Las dos caras nuevas del canalla en este último receso fueron futbolistas que están rindiendo y se ganaron un lugar en el equipo principal. Se trata del defensor José Leguizamón, que no le costó adaptarse y viene respondiendo de manera aceptable. Y el otro al que nadie tenía que explicarle lo que era el mundo Central es Federico Carrizo. Pachi es el goleador canalla en el ciclo Montero con dos goles y además está muy activo y participativo a la hora de armar juego. Mientras que también hay que tomar como un refuerzo a Javier Pinola, que debió lidiar con una prologada lesión ósea desde el primer semestre del año pasado. Hoy Pinola hasta fue convocado a la selección Argentina en la última fecha de eliminatorias.


Comentarios