Ovación
Jueves 28 de Septiembre de 2017

La voz del estadio: los reclamos se visibilizan cada vez más en las canchas

Ahora protestaron los jugadores de la D. Son planteles que no viven del fútbol y piden jugar los fines de semana para trabajar.

Por diversos motivos, en distintos deportes, por parte de jugadores o de hinchas, con forma de bandera o de cartel. Los reclamos salen a la cancha. ¿Será porque se visibilizan más ante cámaras y celulares instalados en cada rincón o porque no se oyen en otros espacios? Los cierto es que esta vez fueron los jugadores de Centro Español y de Liniers los que se transformaron en la voz del estadio y pidieron que no los hagan jugar más los días de semana porque "el jugador D ascenso trabaja". Así se leyó la queja en una pancarta que sostuvieron ambos planteles en el centro de la cancha, previo al partido que terminó 0 a 0 y que se jugó el martes a las 15.30, en un horario y día tan incómodos como habituales, para jugadores amateurs, que no viven del fútbol.

Cinco de ocho partidos de esta cuarta fecha de la D se jugaron en día hábil. Y el reclamo en contra de ese cronograma no es nuevo ni aislado. Es compartido por Argentino, el único equipo local que juega en la D.

El presidente Daniel Mariatti y también el capitán del salaíto, Esteban May (ver aparte), dijeron que el cronograma que fija la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte (Aprevive) a cargo de Juan Manuel Lugones también los perjudica cuando juegan de visitante. Y no descartan salir a la cancha en el próximo partido sosteniendo la bandera (jugarán justamente contra Centro Español uno de los dos equipos que inició la protesta).

"Obviamente que estamos de acuerdo con el reclamo pero debo aclarar que el problema para nosotros es diferente y tal vez peor que en provincia de Buenos Aires. En Rosario, jugamos de local el día que no juegan ni Newell's ni Central, eso implica que podemos hacerlo sábado o domingo. El problema se nos presenta de visitantes: para estar en Buenos Aires un día de semana los jugadores deben faltar todo un día al trabajo y también los técnicos y los directivos", señaló Mariatti, quien agregó un problema más que no figuró en el trapo del reclamo.

"Aprevide también es la encargada coordinar los operativos policiales para prevenir la violencia con el comisario de la seccional de cada club que juega de local. Y vienen decidiendo una cantidad de agentes desmedida para estos encuentros a los que no puede ir ni la hinchada. Entonces los clubes luego debemos pagar ese gasto, que AFA nos reintegra un tiempo después. Un gasto desmedido en partidos con más policías que jugadores", se quejó el directivo.

El gasto por seguridad en promedio puede trepar a los 60 mil pesos. Y para algunos clubes que se sostienen con la recaudación (vale unos 100 pesos cada entrada general) echar mano a un gasto tan oneroso, en un día de semana es al menos complicado.

En la D no hay contratos como sí en la C (donde los sueldos oscilan los 20 mil pesos) y demás categorías superiores. Pero un jugador puede recibir viáticos que van de los 2 mil a los 15 mil pesos según los casos. Lo que implica que no pueden depender de esa entrada para vivir. Por eso la mayoría trabaja y en general es cuentapropista, ya que hay que tener "mucha suerte", dicen los jugadores, para que un patrón los habilite a no trabajar días de la semana alternados.

Quien también dio su opinión sobre el reclamo al ser consultado por este diario fue el presidente de Central Córdoba, el club rosarino que juega en la Primera C.

Carlos Lancellotti, el titular cdel club de barrio Tablada, antes que nada dejó en claro que el reclamo de los jugadores de la D le parece "espectacular". Pero remarcó: "Nuestro caso es distinto. AFA nos obliga a hacer contratos a los clubes de la C. Nosotros tenemos 15 jugadores profesionales que como muchos trabajadores viven ajustados pero viven. Pero el tema de jugar entre semana nos liquida a todos. En mi caso, que trabajo de médico, no puedo acompañar al equipo un martes o un miércoles. Y esto no sólo me pasa a mí. Tampoco el hincha puede viajar", dijo el directivo charrúa.

"Seguramente nos sumaremos al reclamo en el próximo partido porque es justo"

El capitán de Argentino, Esteban May, juega de defensor central para el salaíto y trabaja haciendo impresiones en serigrafías. "Soy mi propio patrón, si no, no podría jugar. A mis compañeros les pasa lo mismo: hay repartidores que trabajan con sus vehículos, algunos hacen viandas, otros son services. En Buenos Aires están a una hora de las canchas, nosotros de visitantes a 300 kilómetros. Todos estamos mal", dijo May.

Un centralista pidió por Maldonado en la Davis de Kazajistán

Juano Moroni es casildense pero su abuelo lo hizo fanático de Central. Hace 22 meses que viaja por el mundo y estuvo en la Davis, donde muchos argentinos lo insultaron por mostrar el cartel por Santiago Maldonado. No le importó: sigue de viaje, ayer estaba en Moscú.

Jugadores de rugby de GER mostraron su disgusto por el arbitraje.

El plantel de primera de rugby de Gimnasia y Esgrima empezó a declarar ayer en el tribunal de disciplina de la Unión de Rugby Rosario. La queja que dejaron ver en una pancarta les valió una suspensión de su cancha y les podría caer también a ellos.

Comentarios