Rosario Central
Miércoles 08 de Febrero de 2017

"La Sudamericana va a ser un objetivo importante"

Ruben habló de los desafíos que habrá en el semestre que se avecina. Contó algo de lo que le pide Montero, pero aclaró que "todo cambio lleva su tiempo".

"La Sudamericana va a ser un objetivo importante". La palabra del capitán canalla fue todo un indicio sobre dónde cree el grupo que estarán puestas las fichas en el reinicio de la competencia. Acompañado de un discurso que sonó sincero, al goleador no le tembló el tono de voz a la hora de afirmar que el clásico ante Newell's es una de las metas "más importantes que nos queda en el semestre" y mencionó que en el semestre que se avecina será "imposible" pelear el campeonato. No obstante, apuesta mucho al proceso que se inició con Paolo Montero y confía en que el equipo rápidamente comprenda el mensaje del técnico para traducirlo en el juego.

Central está a seis o siete puntos (depende de los accesos por otras vías) de la clasificación a la Sudamericana y ese es un punto en el que fijar la vista. "Hay que ir viendo cómo se va dando el torneo, pero va a ser un objetivo importante", destacó Ruben, para quien será necesario "buscar la motivación necesaria" porque "va a ser fundamental" encontrarla. ¿Para qué? Para recomponer la pálida imagen que dejó el equipo en la primera parte del campeonato. "Si miramos para adelante lo primero que encontramos es el partido con Godoy Cruz, que va a ser clave porque será el inicio de una nueva etapa. Otro incentivo es el clásico, que es lo más importante que nos queda en este semestre, además de arrancar este nuevo proceso sintiendo que creemos en algo para que en un futuro podamos pelear y ponernos un campeonato en la cabeza. Hay que empezar por algo y creo que la forma es creer e identificarnos de nuevo con el juego".

Rápidamente hizo mención a lo que vio hasta aquí del proceso de Montero. "Hay cosas muy positivas. Estamos en una linda etapa, muy ilusionados y tratando de entender las cosas nuevas que trae el técnico, su idea de pararnos en la cancha y de presionar. Obviamente que todo cambio lleva su tiempo. Es el inicio de una nueva etapa que vemos con buenos ojos y muchas ilusiones", destacó.

¿Parecido, igual o distinto a lo que sucedía con Coudet? "Por ahí cambian las formas de presión dentro de la cancha. Con el Chacho tuvimos varias formas de jugar y de acuerdo al momento y la situación fuimos utilizando una u otra. Creo que son similares. Tal vez una de las diferencias esté en la forma de pararnos, sobre todo para que la defensa esté muy cerca del resto del equipo. Igual para los delanteros, a los que nos pide que trabajemos en una zona reducida del campo de juego, intentando no dejar salir cómodo al equipo contrario. Son ideas similares, aunque ahora en el tema presión la intención es esperar que el rival entre en una zona donde se le haga difícil jugar y a partir de ahí poder sacarle el espacio y la pelota. Queremos ser un equipo tranquilo, que pueda tener la pelota, pero son ideas que también trabajamos con el Chacho y que trabajan la mayoría de los técnicos. En el fútbol se trabaja todo y después se decide en base a los momentos y la situación de cada partido", reflexionó Ruben.

También se refirió a la evolución del equipo en los amistosos, amén de que en cuatro de los cinco que se jugaron él no pudo estar. "Después de Belgrano hay que hacer un punto y aparte porque son etapas distintas y también distintas ideas de juego. A partir del primer partido que hicimos se mejoraron muchas cosas. Por ahí en pocos minutos, pero de a poco fuimos viendo mejoras, sobre todo en los inicios de los amistosos, donde se vio una imagen que se acerca bastante a lo que pretende el cuerpo técnico. Hay que seguir sumando minutos de buen fútbol y buenas ideas para que podamos volver a identificarnos con algo".

¿Va a ser un desafío extra reemplazar a dos piezas valiosas como Lo Celso y Montoya?

Totalmente. Cuando sabíamos que el Monito (Lo Celso) se iba pensamos en que iba a ser muy difícil reemplazarlo porque es un jugador distinto, con características diferentes al resto, y pasa lo mismo con Montoya. Pero los buenos equipos se terminan imponiendo a eso y adaptando a nuevos jugadores. Hay chicos que vienen haciendo las cosas muy bien y de a poco vamos a ir contando con ellos.

¿La delantera es la zona en la que tiene la mayor fortaleza?

Es bueno que se haya podido mantener la base, pero no me gusta hablar de mayor o menor fortaleza. Va a ser importante como se arranque el torneo. Los defensores terminaron golpeados por cómo se terminó el año, pero necesitamos volver a ser un grupo y un equipo. A pesar de muchas cosas que se dijeron confío en que vamos a ser un grupo unido y que entre todos nos vamos a ayudar para que la parte de atrás se fortalezca y para que los delanteros nos podamos beneficiar con eso.


Una lesión que lo marginó, pero que trabaja con calma para "no recaer"

Ruben tuvo una pretemporada atípica, producto de una lesión en el talón. "Son cosas que pueden pasar y con las que convivimos. Lo bueno es que ayer (por el lunes) ya me pude poner nuevamente los botines y empecé a formar parte de ciertos trabajos con el grupo. Estoy mejor, no siento ninguna molestia y espero no volver para atrás", dijo el delantero. Y agregó: "Lo que no quiero es cometer el error de recaer porque significaría estar los próximos seis meses con molestias".

Comentarios