Selección argentina
Martes 13 de Junio de 2017

La selección enfrenta a un débil Singapur y Sampaoli va con un esquema muy ofensivo

Ahora habrá que ver cómo responde el equipo que pondrá en cancha el Zurdo Sampaoli ante el desconocido y poco profesional seleccionado de Singapur, que se podrá ver desde las 9 por TyC Sports.

Argentina enfrentará a un muy débil rival como Singapur, al punto que Sampaoli apostó por jugar con un esquema muy ofensivo: 2-3-4-1

El partido será a estadio lleno. Contra otra selección. Un amistoso. Aunque en realidad, la teoría marca que será una práctica para el equipo argentino. Es que el rival no figura como adversario de relevancia, por algo está más allá del puesto 150 en el ránking de la Fifa (en realidad 157º), cuando Argentina es el (2º). Tanta parace ser la diferencia que la albiceleste saldrá a jugarle con una táctica que no se utiliza desde hace al menos 70 años, con un 2-3-4-1 que es casi a decir el viejo 2-3-5 que se puede observar en cualquier libro o revista de fútbol de aquel ayer tan lejano. Ahora habrá que ver cómo responde el equipo que pondrá en cancha el Zurdo Sampaoli ante el desconocido y poco profesional seleccionado de Singapur, que se podrá ver desde las 9 por TyC Sports.

En la lejana Singapur, donde se vive once horas menos que nuestro país, el seleccionado nacional encarará un partido que sólo se explica por la necesidad de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) de generar ingresos económicos. Tanto es así que Lionel Messi dejó la concentración tras la victoria por 1-0 en el amistoso sobre Brasil para tomarse vacaciones y preparar su casamiento.

La escasa jerarquía del rival asiático entusiasmó al DT casildense para probar un esquema extremadamente ofensivo (lo explicó, ver aparte). Por esa razón, en el último entrenamiento repitió el once inicial (como lo paró el domingo) con apenas dos defensores para disputar el segundo amistoso de su ciclo.

El Zurdo sorprendió con Emmanuel Mammana y Federico Fazio como marcadores centrales, con Eduardo Salvio y Marcos Acuña en una versión recargada de laterales-volantes por derecha e izquierda, respectivamente. Es que la idea es apostar a la versatilidad y a la predisposición de sus dirigidos para adaptarse a los cambios permanentes de esquemas tácticos, incluso dentro de un mismo partido.

Ante Brasil, al cual le quebró un invicto de 9 partidos, inició con un 3-4-3, con una línea de fondo formada con Nicolás Otamendi como líbero, Jonatan Maidana y Gabriel Mercado como stoppers, que luego mutó con el ingreso de Nicolás Tagliafico como lateral izquierdo y Mercado pasó al lateral derecho, con lo cual pasó a un 4-3-3.

En el arco estará el ex Newell's, Nahuel Guzmán, habrá una línea de tres volantes con Eduardo Salvio por la derecha, Lucas Biglia como central y Marcos Acuña por la izquierda. Adelante se pararán Angel Di María como extremo por derecha y Alejandro "Papu" Gómez por izquierda, ambos con los perfiles cambiados, mientras que Manuel Lanzini y Paulo Dybala serán los encargados de manejar los hilos creativos, con el tucumano Joaquín Correa como único punta definido, pero con la libertad de moverse por todo el frente de ataque, ya que no se recuperó de la lesión el rosarino Mauro Icardi.

De esta manera, sólo se repetirán los nombres de Di María, Biglia y Dybala de los que vencieron el viernes pasado a Brasil, en Melbourne.

¿El seleccionado de Singapur? Realmente una verdadera incógnita. Conformado sólo por jugadores que militan en la Liga local y que desde hace siete partidos no sabe lo que es festejar una victoria y vienen de perder de locales 2-1 con China Taipei por el grupo E de las eliminatorias asiáticas. ¿La última victoria? El 13 de noviembre de 2016, en un amistoso frente a Camboya por 1 a 0, tras lo cual hilvanó 7 encuentros sin ganar (4 empates y 3 derrotas).

Ricardo Sendra

Comentarios