Maxi Rodríguez
Viernes 21 de Julio de 2017

"La salida de Maxi me genera tristeza", se lamentó Eduardo Bermúdez

El presidente de Newell's Eduardo Bermúdez lamentó la determinación de la Fiera Rodríguez. "Es una decisión personal. Hicimos todo lo posible para que siga", expresó

Sin dudas que el alejamiento de Maximiliano Rodríguez de Newell's significó un cimbronazo para la comisión directiva leprosa. Porque se trata de la salida del último gran ídolo y referente del club, que se sumó al éxodo de otros nombres sensibles para los hinchas como los de Ignacio Scocco y Mauro Formica, todos de gran torneo en la última temporada. Anoche, todavía golpeado por la decisión de la Fiera, el presidente leproso habló al respecto con Ovación. "Evidentemente son decisiones personales. Lo meditó junto a su familia. Es lógico que como hinchas estamos muy tristes. Maxi tomó una decisión y hay que respetarla", le confió Bermúdez a este diario.


"De cara al futuro esperemos que se retire en Newell's. Este es el sueño de él y nuestro también", expresó el presidente rojinegro, en lo que fue un día muy agitado, porque ni el más pesimista de los directivos esperaba que Maxi anunciara su desvinculación del club del Parque.

"La salida de Maxi me genera mucha tristeza. Es un buen tipo y el ídolo máximo de Newell's. Hicimos todo lo posible para que siga. Pero fue una decisión personal. Repito, ojalá que se pueda retirar en Newell's. Que en seis meses o un año pueda volver acá", auguró Bermúdez.

Maxi se reunió ayer por la tarde con la comisión directiva en la sede del Parque y le manifestó que no seguiría jugando en Newell's. La sorpresa fue mayúscula y antes de que intentaran convencerlo de que siga la Fiera les deseó suerte para lo que viene y fue a anunciar su determinación a los periodistas que aguardaban en la sala de conferencias del Coloso Marcelo Bielsa.

Está claro que en Newell's ahora arranca la etapa pos Maxi y será función de los directivos y el nuevo técnico Juan Manuel Llop rearmar al grupo y al equipo de cara a lo que viene. Sin dudas que la transición no será nada sencilla. El Chocho, dentro y fuera de la cancha, tendrá muchísimo trabajo por delante.

La Fiera, que en su momento soportó atentados cobardes frente a la casa de sus abuelos y siempre dio todo por la camiseta, esta vez prefirió dar un paso al costado. El mundo leproso ya lo extraña.

Comentarios