Ovación
Sábado 16 de Septiembre de 2017

La repercusión de la carta sobre el retiro de Mateo

Costa tuvo un gesto poco común cuando Diego Mateo se retiró en 2016, tras la goleada sobre San Martín de San Juan por 6 a 1

Costa tuvo un gesto poco común cuando Diego Mateo se retiró en 2016, tras la goleada sobre San Martín de San Juan por 6 a 1, con una carta en la que le expresó "todo el respeto del mundo a un tipo que siempre dejó todo por sus colores".

   "Escuché a Mateo que dijo que no le quiso contar a nadie de su retiro antes del partido para no ser el centro de atención. Mateo puso el foco en lo grupal y no en lo individual. No sé por qué me salió poner la carta en Facebook. No uso las redes sociales. Pero me parecía que había que reconocerlo por la manera en cómo se despidió. Después la trascendencia que él no quiso que tenga la despedida se la di yo sin querer", dijo.

El hincha valoró la carta.

Pero no fue con intención. Mis amigos de Facebook, donde publiqué la carta, son sólo los del pueblo (de Oliveros). Pero la carta trascendió.

¿Hablaste con Mateo?

No lo conozco. Un amigo estuvo con él y Mateo le dijo que me agradecía mucho y que la mujer se había emocionado. Tampoco quería que me agradezca. Si hasta me sentí incómodo por la trascendencia que tuvo. Pero a la vez pienso que tendría que pasar lo mismo con otros.

¿Por qué no se dan esta clase de gestos?

El miedo al qué dirán lleva a que no se reconozca ese tipo de cosas. A mí no me da vergüenza. Leía comentarios en los que me decían que era vende humo. A todo club le gustaría tener un Ruben, Ferrari, Seba Domínguez o Maxi Rodríguez. Por la forma de ser de cada uno de ellos, y por cómo se manejan en el fútbol, trascienden lo deportivo. Los tendrían que reconocer más seguido, sin miedo al que dirán y ni a cómo lo puede llegar a tomar tu propia hinchada.

Comentarios