Central
Miércoles 09 de Agosto de 2017

La llegada de Freire a Central es la historia de nunca acabar

El defensor es quien decidirá dónde jugar, si en Central o en Holanda, la oferta del exterior de la que hablaba Argentinos. Hoy se define.

¿Otra negociación trunca? ¿Otro futbolista que en Central tenían como próximo a convertirse en refuerzo y que termina tomando otro camino? Nicolás Freire está cada vez más lejos de ser jugador canalla ya que ayer, luego de una larga jornada de reuniones, su futuro quedó mucho más cerca del fútbol europeo, más precisamente de Holanda. Si esto ocurre se confirmará la parte de la historia de la que Ovación dio cuenta en su edición de ayer, cuando informó que pese al optimismo que había en Arroyito, desde La Paternal informaban que así como estaba la propuesta canalla sobre la mesa, también había una desde el exterior. Esto no haría más que complicarle la vida a Paolo Montero, quien había apuntado al defensor de Argentinos Juniors para sumarlo como refuerzo. Y de caerse se agregaría a las ya fallidas negociaciones por otro defensores, como fueron los casos de William Tesillo y Jonathan Galván.
   La oficialización se esperaba para anoche, más allá que desde temprano ya se manejaba la información que Freire se iba a jugar a Europa. Es que después de una reunión que hubo al mediodía entre la dirigencia de Argentinos Juniors y Pablo Coto, representante del futbolista, cuando la cosa parecía juzgada Central entró nuevamente en escena para mejorar no sólo la oferta económica a Argentinos (había ofrecido 550 mil dólares por la mitad del pase), sino para seducir al propio jugador con algunos cambios en lo que iba a ser su contrato. Con esa jugada de los canallas lo que se logró fue estirar un poco el desenlace.
   En el medio hubo una postura clara y con declaraciones contundentes por parte de la dirigencia de Argentinos, desde donde se mostraron satisfechos por la operación que intuían cerrada y que, según ellos, les redituará más dinero que el que ofrecía Central. Desde donde también dejaron claro que había un fuerte malestar con los dirigentes auriazules por la forma en la que, entienden, se manejaron de principio a fin en la negociación, haciendo hincapié en el contacto primero con el jugador antes que con el club.
   Este diario informó en su edición de ayer que pese al optimismo que había en la sede de calle Mitre desde Argentinos Juniors hablaban de un ofrecimiento del exterior que también estaba siendo evaluado. Y ayer, los propios dirigentes del Bicho realzaron ese discurso y a partir de eso explicaron lo que para ellos siempre fue una situación "demasiado simple", según palabras del secretario Alejandro Roncoroni.
   El directivo del club de La Paternal fue directo en su alocución. "En Central siempre pensaron que lo del ofrecimiento del exterior era mentira y que utilizábamos eso como una especulación para subir el precio de la operación", destacó. Y agregó: "Creemos que desde Central especularon siempre y fueron ellos lo que intentaron poner el precio del jugador y no es así".
   Lo dicho, ayer a media tarde era cosa juzgada que Freire tenía destino europeo. El "acuerdo de palabra" al que hizo referencia Roncoroni con el grupo empresario que, de concretarse, se llevará al jugador a club holandés Pec Zwolle fue el prólogo de una reacción por parte de un Central que habría hecho ahí mismo un nuevo ofrecimiento no sólo a Argentinos Juniors, sino además una mejora en los términos del contrato de Freire.
   Igual a esa altura había un malestar importante por parte de Argentinos en relación a las formas en las que Central había decidido encarar la negociación. "Ellos eligieron el camino de contactarse primero con el jugador. Cada uno elige la forma en la que se maneja y nosotros no somos quiénes para decir cómo debe manejarse un club. Sí puedo decir que Argentinos no se maneja de esa forma", relató Roncoroni.
   Para la noche desde Arroyito esperaban la respuesta, pero Freire no se comunicó. Gente de su entorno le confió a Ovación que el jugador se iba a tomar el resto de la jornada para charlar con la familia y tomar una decisión. Esto no quita el "mal olor" que sentían en Central, desde donde había quienes estaban "dispuestos a hacer el máximo esfuerzo" hasta quienes, más allá de una mínima pero lógica ilusión, hablaban de una "difícil de remontar".
   Todo esto en medio de la historia de otro defensor apuntado, con quien se pensaba estaba todo cerrado y que está más cerca de viajar para otro lado que para Arroyito.

Comentarios