Ovación
Martes 26 de Septiembre de 2017

La lepra pagó con la derrota la diferencia de calidad

Si bien Newell's no fue inferior, en los momentos culminantes se impuso la jerarquía granate

La diferencia se vio en esos mínimos detalles en los que prevalece la calidad. Newell's no estuvo lejos de llevarse al menos un punto del estadio la Fortaleza. Siendo inferior a Lanús, en riqueza individual y colectiva, estuvo a la altura del encuentro. Jugó con sus armas y, siendo por momentos menos en el trámite, nunca claudicó. Pero el granate, o más precisamente Alejandro Silva, estuvo certero en un tiro libre, como no Fértoli apenas iniciado el encuentro, en una que se lo perdió solo, y el rojinegro se quedó con las manos vacías.

   Responzabilizar a Fértoli exclusivamente suena a injusticia. Es indudable que Newell's tiene que evolucionar en todos los aspectos. Aparte tuvo otras en las que falló. Lo que pasa es que la Lepra se fue con amargura porque bien podría haber tenido otro resultado. Lanús nunca lo abrumó.

   Desde el mismo instante que arrancó el encuentro, las intervenciones de Leal fueron una constante en cada avance de Newell's. De espaldas, tocaba e iba a buscar o hacía diagonales. Fue a partir de una de ellas en la que se cruzó del medio a la derecha para recibirla y sacar un centro rasante. Fértoli corrió por el medio y a pocos metros de Monetti le entró mal y desaprovechó una chance clara, que en un partido de tal calibre se acostumbra a lamentar. Y fue lo que sucedió.

   La propuesta del conjunto rojinegro se basó en agruparse bien para que el toqueteo y los movimientos sincronizados de Lanús no le ocasionaran ningún peligro. Presionó bien y se mantuvo tranquilo hasta los 20' iniciales.

   No todo se redujo a prestar atención a lo que producía el granate. Cuando el rojinegro la recuperaba, le imprimía velocidad a los avances. La fórmula habitual era Figueroa profundizando el juego con pases al pie a Leal.

   No siempre la pasó bien Newell's en la tarea de entorpecer a los volantes del conjunto rival. A partir de la mitad de la primera etapa cometió una sucesión de infracciones, ante la imposibilidad de frenar al granate. Sucedió en esos momentos en los que Matías Sánchez manejaba los tiempos del equipo local.

   Lanús igual tardó en inquietar. Recién causó preocupación al fondo rojinegro en una pelota que le llegó a Canuto volcado en ofensiva y terminó en las manos de Pocrnjic.

   De a poco, Newell's volvió a afirmarse en el campo de juego, obstruyó mejor y hasta casi convierte. Fértoli se la puso a Leal por detrás de Sánchez y en el instante que el portugués preparó el derechazo lo cerró Braghieri.

   Lanús contestó y estuvo a punto de marcar. Canuto ganó en las alturas en un córner, cabeceó de pique al suelo y dio en el palo derecho.

   Mientras el granate todavía se lamentaba de esa acción reciente, Figueroa encabezó una contra y desde 40 metros pateó, con Monetti adelantado. Salió cerca por sobre el travesaño.

   El proyecto de Newell's se sostuvo durante el primer cuarto del segundo tiempo. Logró que Lanús fuese intrascendente y no se aproximase a Pocrnjic. Le faltó generar alguna. Leal la peinaba, pero la pelota terminaba en otros pies. Fértoli se mostraba y buscaba el desborde, pero quedaba en intentos sin final.

   Jorge Almirón dispuso el ingreso del Laucha Acosta para tener agresividad y perforar a la Lepra. En la primera que buscó, San Román la tocó con la mano. El tiro libre era bien abierto y la impresión es que Alejandro Silva buscaría una cabeza. Pero lo pateó con precisión por elevación al segundo palo y la clavó arriba.

   En desventaja, Newell's no modificó la idea. Trató de conservar la calma y no cederle espacios al dueño de casa. A partir de pelotas que conquistó en terreno local, encabezó réplicas que bien podrían haber significado el empate. Fértoli habilitó dos veces a Leal. En la primera, García Guerreño se la quitó al portugués cuando quedaba cara a cara. En la otra, el atacante entró por derecha y su fuerte remate fue adonde estaba Monetti.

   Otra a favor de la Lepra fue el tiro libre de Figueroa que salió cerca del palo más cercano.

   Ya estaba en cancha el juvenil Enzo Cabrera, cuya participación había sido importante en el triunfo de la fecha pasada contra Olimpo. Su ingreso por Joaquín Torres, que no influyó ayer, esta vez tuvo escasa influencia.

   En el descuento, se asociaron Rivero, Figueroa y Leal. El centro le quedó alto a Paz, que apenas la cabeceó. El sufrimiento del zaguero fue el mismo de todo Newell's. Es que cumplió un papel decoroso, aunque no fue suficiente para sumar.

Comentarios