Ovación
Miércoles 29 de Marzo de 2017

La expeditiva Fifa actuó de oficio

La Fifa llevó adelante un expediente de oficio inédito, que por tal motivo llama la atención. A partir de las imágenes de televisión abrió una causa contra Messi por insultos a un juez de línea.

La Fifa llevó adelante un expediente de oficio inédito, que por tal motivo llama la atención. A partir de las imágenes de televisión abrió una causa contra Messi por insultos a un juez de línea. No es la primera vez que utiliza lo que captan las cámaras de TV. Pero en todos los otros casos fue porque el árbitro no advirtió las actitudes que violaron el reglamento disciplinario, tales los casos de la mordida del uruguayo Luis Suárez al italiano Giorgio Chiellini o el toque impúdico del chileno Gonzalo Jara al uruguayo Edinson Cavani. Con Messi, tanto el árbitro como los asistentes vieron la reacción de Messi, no es que les pasó por alto. Pero no la informaron. Entonces la Fifa actuó de oficio, en un hecho inédito considerando que el juez de Argentina-Brasil, Sandro Ricci, como se dijo, no mencionó ningún improperio del futblista. La comisión disciplinaria de la Fifa aplicó los artículos 77 a) y 108 del código disciplinario, declarando culpable a Messi por "pronunciar palabras injuriosas". El castigo es de cuatro partidos, todos por eliminatorias, y una sanción económica de 10 mil francos suizos (alrededor de 160 mil pesos). Lo presuroso del procedimiento y la forma deja dudas sobre el proceder de la Fifa. La oportuna intervención a la AFA, congeniada con el gobierno nacional, con la comisión presidida por Armando Pérez, y la posterior imposibilidad de lograr en el nuevo estatuto que los clubes se conviertan en sociedades anónimas puede tratarse de un pase de factura con esta pena a Messi, si es que no existen además otros intereses.

Se aclara que Messi merecía la sanción. Pero la premura y hasta el castigo, que la AFA apelará y podría reducir, dejan sospechas sobre la Fifa.

Comentarios