Ovación
Martes 10 de Octubre de 2017

La deuda interna de Central es ganar en la Superliga

Leonardo Gil y Marcelo Ortiz coincidieron en la necesidad de ganarle a Argentinos

Central todavía no ganó en lo que va de la Superliga. Y eso les puso los pelos de punta a todos los integrantes que conforman la familia canalla. El director técnico Paolo Montero ya avisó que le da vergüenza mirar la tabla. Fernando Zampedri también se lamentó por la realidad deportiva. Ahora quienes hicieron foco en la necesidad de conseguir un triunfo el próximo sábado ante Argentinos Juniors fueron Leonardo Gil y Marcelo Ortiz. Ambos jugadores expusieron el apuro que tienen por cortar esta sequía a la brevedad, lo que indica el alto índice de atención y preocupación que reina en el seno del plantel auriazul por no poder juntar los tres puntos.

Puertas hacia adentro del vestuario que capitanean el Loncho Paulo Ferrari y Marco Ruben destacan el aprieto que tienen por ofrendarse a sí mismos un triunfo. Los dos unidades que obtuvo el equipo sobre las 15 posibles son por demás de escasas en el rubro aspiraciones a largo plazo.
Por más que mantenga la ilusión de quedarse con la Copa Argentina a velocidad crucero, lo concreto es que debe empezar a dejar de rodillas a sus rivales. Por una cuestión de salud ante todo. Porque el clima que se está viviendo en Arroyito no es el más esperado.
Lógico que Montero y compañía son los primeros en saber el estado que los envuelve. Incluso son ellos mismos los que se encargan de reconocer en cada oportunidad que tienen lo mal que la están pasando. Aunque a la vez miran el futuro cercano color esperanza.
Ayer fue el turno del Colo Gil y Marcelo Ortiz de pasar por el confesionario de prensa. Los dos fueron al hueso cuando hubo que pintar el cuadro de situación de cara al partido del sábado ante el bicho de La Paternal. "Sabemos que con Argentinos tenemos que ganar sí o si", desprendió el volante a modo de desafío. "Siento que tenemos una cuenta pendiente con el torneo", puntualizó basándose en la realidad.
"En el torneo nos estamos quedando atrás. Y estos tres puntos son muy importantes. Es una necesidad ganar para nosotros", declaró a su momento el defensor Ortiz, quien será el reemplazante del suspendido Tobio contra los de La Paternal. Y acotó: "Estamos haciendo lo más importante, que es abrir los partidos. Pero no estamos aprovechando las chances claras para liquidarlo".
Central tendrá en pocos días más la enorme chance de darle un corte a este tema para poder ir cicatrizando la herida. Dependerá de sí mismo. No deberá aturdiste ante la adversidad. Tampoco caer en la desesperación de la gente. Tendrá que tener paciencia y ser eficaz de una buena vez. Porque tampoco es tan grave este momento.
La historia indica que hubo peores instantes en tiempos no tan lejanos. Pero parece que a eso ya nadie lo recuerda. Central está flojito de puntos en lo que va de la Superliga, es cierto. También es verdad que quiere saldar esta deuda interna que tiene cuanto antes para oxigenarse y liberarse un poco de la presión que lo rodea.

Comentarios