Ovación
Martes 20 de Junio de 2017

La Davis en suspenso y el top 50

Si algo tiene Renzo Olivo, y que tienen muy pocos jugadores, es el orgullo de ser campeón de Copa Davis. Lo consiguió el año pasado, con el único título argentino, participando en la primera serie del año, ante Polonia.

Si algo tiene Renzo Olivo, y que tienen muy pocos jugadores, es el orgullo de ser campeón de Copa Davis. Lo consiguió el año pasado, con el único título argentino, participando en la primera serie del año, ante Polonia.

En febrero de este año, Argentina cayó en el debut ante Italia, en Buenos Aires, y se vio condenada a jugar el repechaje para permanecer en el Grupo Mundial. Será en septiembre, ante Kasajistán y de visitante.

Sobre la posibilidad de estar, que no depende de él, Renzo dijo: "La serie es después del US Open y la decisión la toma el capitán. Hay que ver si se acomodan un par de cosas para, si me toca estar en el equipo, hacer lo mejor posible". Y agregó: "Después de ser campeón es raro jugar por el repechaje, pero igual es algo que pasa muchas veces con los equipos campeones".

En cuanto a los objetivos personales de aquí a fin de año, apunta a defender los puntos de las semifinales de Hamburgo 2016 y finalizar la temporada entre los 50 del mundo.

Comentarios