Ovación
Jueves 04 de Mayo de 2017

La AFA, el trecho del dicho al hecho

Independiente negó ceder a Ezequiel Barco para que juegue el Mundial.

La nueva dirigencia de AFA no necesitó hacer proselitismo porque como llegó a una lista de consenso, los votos estaban asegurados. Pero no obstante mostró cuantas veces pudo los lineamientos de la futura gestión, la que ahora es presente. En esa plataforma, la palabra cambio, quizá acorde a los nuevos tiempos, se coló en cuanto discurso amplificara algún micrófono.

Bien. El juvenil de Independiente Ezequiel Barco se perderá el Mundial Sub 20 de Corea porque su club se negó a cederlo a la selección argentina que comanda Claudio Ubeda en tiempo y forma. Es decir para la gira previa a la Copa del Mundo que tiene prevista el cuerpo técnico albiceleste. El titular rojo y vicepresidente de la AFA Hugo Moyano priorizó a su club por sobre la selección juvenil, sólo porque quiere contar con el jugador para el clásico de Avellaneda. Parece mentira pero es real. A la hora de hablar, la prioridad es la selección. A la hora de actuar, mejor mirar para otro lado.

Bien. El vice de AFA Hugo Moyano es suegro del presidente afista Claudio "Chiqui" Tapia, además de sindicalista camionero que estuvo al lado de Néstor Kirchner, se peleó con Cristina, coqueteó con Macri y ahora a veces levanta la voz por los derechos de los trabajadores. El club de Avellaneda sostuvo que la negativa para que el talentoso Barco se sume a la selección partía de cierto destrato del cuerpo técnico para con el pibe, cosa que el mismo padre del chico, Omar, rechazó de plano ayer, tras confesar que todos en su familia querían que viajara a la gira y al Mundial.

Bien. Estas maniobras que en nada contribuyen al supuesto saneamiento del fútbol argentino no son nuevas y configuran quizá cierta estrategia de desgaste o esmerilamiento de la casa madre del fútbol argentino para con los técnicos de sus seleccionados. Pasó con Martino, con Bauza y ahora con Ubeda.

Allá por los años 70, César Isela y Armando Tejada Gómez compusieron "Triunfo agrario", aire folclórico cuyo estribillo dice: "Hay que dar vuelta el viento, como la taba;/ que el que no cambia todo, no cambia nada". Bien.

Comentarios