Ovación
Miércoles 13 de Septiembre de 2017

Kily González y Sensini: que La Boca no tape el bosque

El Kily González y Sensini, emblemas de la selección, hablaron con Ovación sobre ir a la Bombonera con Perú. "Los estadios no ganan partidos", dijeron.

Todos los caminos confluyeron en la Bombonera. Anoche se produjo la oficialización de parte de la Conmebol y entonces la mítica cancha boquense será el escenario del trascendental partido entre la selección argentina y Perú, el próximo 5 de octubre, en un compromiso a todo o nada en busca de un pasaje al Mundial de Rusia 2018, en el marco de la penúltima fecha de las eliminatorias sudamericanas. Desde el reciente empate con sabor a derrota 1 a 1 ante Venezuela en el Monumental comenzó la novela sobre el terreno de juego a utilizarse en la "finalísima" ante el representativo incaico. Y tras varias idas y vueltas, donde hasta el Gigante de Arroyito sonó como opción, el estadio de Boca será el epicentro de la emoción. Ayer, Ovación dialogó con dos ex futbolistas referenciales en la historia reciente del seleccionado albiceleste y que además dejaron una marca indeleble por su juego y compromiso en su paso por los equipos más importantes de la ciudad. Cristián González, desde la vereda canalla, y Roberto Sensini, con la visión rojinegra, sentaron postura sobre la importancia en la elección de un estadio a la hora de disputar un duelo picante como el que se le viene al equipo del Zurdo Sampaoli. Y ambos coincidieron en que "la cancha no gana los partidos".
   Cristián González, que jugó la Copa del Mundo de 2002 y fue medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, es una palabra más que autorizada para abordar el tema, ya que también tuvo un paso con la camiseta de Boca. "La cancha no juega. Más allá de que a uno le gusta jugar siempre con la gente a favor y que lo apoyen. Creo que la realidad de un partido pasa por otro lado. No hay ninguna cancha que gane los tres puntos", enfatizó el ex jugador de Rosario Central.
   "No tiene nada que ver si el partido se juega en el estadio de Boca, San Lorenzo, Huracán, Central o Newell's, acá lo importante pasa por otra cuestión y que tiene que ver con lo que hacen los jugadores. En Argentina somos locales y la gente te va a acompañar siempre en la cancha que te toque jugar", expresó el Kily, con su habitual franqueza y poniendo por sobre todas las cosas a los verdaderos protagonistas de los partidos que son los jugadores.
   Y además el ex volante dio su punto de vista sobre si en este contexto de urgencias hay que priorizar la forma o el resultado. "Si se puede jugar bien sería lo ideal. Porque esto es lo que te dará más posibilidades de ganar. Pero está claro que hoy el resultado tiene que venir de buscar por todos lados y con insistencia".
   En tanto, una visión similar planteó Roberto Sensini, con presencia mundialista en Italia 1990, Estados Unidos 1994 y Francia 1998. También en diálogo con este diario, Boquita recordó: "Nosotros jugamos ante Colombia en la Bombonera, empatamos 1 a 1 y ya estábamos clasificados (en las eliminatorias rumbo a Francia). Creo que independientemente de dónde se juegue, me parece que el estadio no te va a hacer ganar el partido".
   Claro que el ex jugador y ex técnico de Newell's destacó: "Me parece que en el estadio de Boca por ser más chico en su arquitectura, más alto y cerrado, es como que se siente mucho más la presión de la gente para con el rival. Pero esto te puede jugar a favor o en contra, algo que le pasó al mismo Boca. Hay momentos que cuando la gente empieza a cantar es positivo y cuando las cosas no le salen al equipo el murmullo lo tenés al lado de la cancha. Si bien no cambian mucho las medidas del terreno de juego, lo que se modifica son las referencias que tienen los jugadores, porque en la cancha de River las tribunas están muy lejos del rectángulo".
   En cuanto a la motivación que tendrán los futbolistas argentinos para afrontar este duelo decisivo ante Perú, Sensini fue absolutamente gráfico: "Creo que a este partido lo podés jugar en una cancha sin tribunas, porque la motivación de los jugadores tiene que sobrar por el momento en que está Argentina. No es que me voy a ganar la antipatía de los hinchas de River ni la simpatía de los de Boca, pero si vos necesitás que se escuche más la gente es en la cancha de Boca. Pero repito, esto puede jugar a favor o en contra. Igual los jugadores de la selección están acostumbrados a la presión, salvo alguno que tenga que debutar".
   Y respecto al juego y a las formas de conseguir el resultado, Boquita manifestó: "La importancia del resultado hoy es todo, pero me parece que si Argentina lo quiere lograr tendrá que agregar un poco más de intensidad al juego respecto de los que fueron los últimos dos partidos. Perú es un equipo que juega bien porque no tira la pelota a cualquier lado. Creo que al inicio el nerviosismo estará más en Argentina que en el rival. Habrá que recuperar rápido la pelota. Con Venezuela generamos varias chances, no las pudimos meter y hoy estamos complicados".
   El Kily González y Boquita Sensini analizaron el partidazo que se vendrá ante Perú. Ambos le restaron importancia a la elección de la cancha, pusieron el foco en el juego, pero coincidieron en que el resultado tendrá una importancia absoluta, más allá del formato para conseguirlo.

Capitán rosarino

En toda la historia, la selección Argentina jugó 29 veces en cancha de Boca Juniors con un registro de 21 triunfos, 6 empates y solamente 2 derrotas. La primera vez fue hace 92 años. El 9 de julio de 1925 empató 1 a 1 contra Paraguay por la Copa Chevallier Boutell. El único representante de Rosario fue Natalio Molinari quien jugaba en Belgrano de nuestra ciudad y en aquel cotejo fue capitán.

Por el Mundial 2030 y la Copa América 2024


El presidente de la Nación, Mauricio Macri, se reunió ayer con su par de Paraguay, Horacio Cartes, en la Casa Rosada, donde trataron la candidatura conjunta con Uruguay del Mundial 2030. Además nuestro país pretende organizar la Copa América 2024.
   La reunión se extendió por espacio de 45 minutos en el despacho presidencial y asistieron los titulares de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Claudio Tapia y Daniel Angelici; de la Conmebol, Alejandro Domínguez, y el presidente de la Asociación Paraguaya de Fútbol, Robert Harrison, entre otros.
   Respecto de la organización tripartita del Mundial de fútbol de 2030, las fuentes indicaron que el 4 de octubre se realizaría en Buenos Aires una reunión de los presidentes Macri, Cartes y el primer mandatario del Uruguay, Tabaré Vázquez, quien no participó de este encuentro, junto con el titular de la Fifa, Gianni Infantino, para analizar el tema.
   La idea original era celebrar el bicentenario del primer Mundial realizado en Uruguay en 2030, pero en los últimos días a la iniciativa se sumó Paraguay. Incluso, la Conmebol ya lanzó un video institucional para lanzar la candidatura de los tres países.
   A su vez, las figuras de Argentina y Uruguay, Lionel Messi y Luis Suárez, posaron con una camiseta alusiva en la previa del encuentro entre ambos seleccionados, disputado el pasado 31 de agosto en Montevideo.
   A la salida de la reunión, el vicepresidente de AFA y mandatario de Boca Juniors, Daniel Angelici, también adelantó la intención de que Argentina sea sede de la Copa América 2024.
   "El tema más importante fue la candidatura de Argentina, Uruguay y Paraguay para ser sede del Mundial 2030 y que nuestro país reciba la Copa América 2024", anunció Angelici al cabo del encuentro que contó también con la participación del ex titular de Fútbol para Todos Fernando Marín y el secretario de Deporte de la Nación, Carlos Mac Allister.


La Fifa dio el okey al estadio xeneize

El presidente de la Conmebol, el paraguayo Alejandro Domínguez, anunció anoche que el estadio de Boca Juniors "será el escenario del partido entre Argentina y Perú por eliminatorias", anticipando la oficialización de la resolución adoptada ayer por la Fifa.

   Domínguez confirmó a La Bombonera como sede de este partido minutos antes de acceder a una cena que mantuvo en el restaurante Rodizio, de Puerto Madero, con el presidente de AFA, Claudio Tapia, y los titulares de River Plate, Rodolfo D'Onofrio; Víctor Blanco, de Racing, Daniel Angelici, de Boca Juniors y Matías Lammens, de San Lorenzo, entre otros.
   La idea original era que el anuncio oficial sobre el cambio de escenario de River a Boca lo realizara hoy Tapia.
   En principio la AFA había presentado un menú de posibilidades para reemplazar a River como escenario, algo que en principio solicitaron los propios jugadores tras el 1-1 frente a Venezuela, que además de Boca incluía a Rosario Central y el estadio Mario Kempes, de Córdoba.
   Así, por la 17ma. y penúltima fecha de eliminatorias se jugará finalmente en la Bombonera, el mismo escenario donde Argentina quedó eliminado por única vez de participar en un Mundial, el de México 1970, cuando allí empató 2 a 2 en la última fecha justamente frente a Perú, algo que sucedió el 31 de agosto de 1969.


Comentarios