Ovación
Lunes 09 de Octubre de 2017

Jorge Fossati: "Argentina tiene que estar en el Mundial"

El ex arquero campeón con Central, que como DT logró la Sudamericana con Liga de Quito, habló de la final que jugará la selección argentina mañana ante Ecuador en los 2.850 metros de altura. También elogió el trabajo de su compatriota Paolo Montero

A Jorge Fossati no se lo puede acusar de tibio. Ni en las intenciones y mucho menos en las palabras. Ovación lo convocó para que palpitara la previa del asfixiante partido que deberá jugar mañana Argentina contra Ecuador en los 2.850 metros de Quito. Y el Flaco sorprendió tendiéndole un puente hacia Rusia 2018 al equipo de Jorge Sampaoli. Cómo no creerle al ex arquero de Central, que festejó el ascenso del 85 y el título 86/87 en Arroyito, si algo de esto conoce. Fue técnico y campeón de la Recopa y Copa Sudamericana en 2009 con Liga Universitaria de Quito y además se cansó de dirigir partidos con diferentes equipos lejos del llano. Tiene la receta bien aprendida para pasarla lo más saludable posible cuando en el estadio Olímpico Atahualpa empieza a faltar el oxígeno.
   "Yo no sería tan pesimista con las chances de clasificar como son ustedes en su país. El equipo argentino no debe volverse tan loco con el tema de la altura. Existe, es real y está claro que es un factor externo para tener en cuenta, pero hay equipos y selecciones que ya ganaron ahí. Así que no es una misión imposible. Lo importante y realmente trascendente es que Argentina llegue lo más limpia posible de la cabeza a jugar el partido que tiene que ganar. De lo contrario se queda afuera. El equipo tiene que estar convencido de lo que va a hacer porque el trámite que le espera sale de lo normal", aconsejó.
   También, como si no faltaran motivos para escucharlo, Fossati saludó con marcada satisfacción lo que está demostrando su compatriota Paolo Montero con el buzo de técnico de Central: "Lo dirigí en la selección uruguaya y lo conozco desde hace mucho. Con el Chengue Morales son buena gente", los describió y enseguida se metió en lo que imagina que puede desembocar en la clasificación de Argentina para el Mundial 2018.
¿Qué chances le ve a Argentina de ganarle a Ecuador?
Está claro que no son las mejores condiciones ni el escenario ideal para ir a buscar la clasificación. Para una selección como Argentina, acostumbrada a jugar en el llano, siempre implica una incomodidad ir a la altura. No es su lugar natural. Igual, tampoco hay que hacerse todo el tiempo la cabeza con eso. Cuando estaba en Ecuador, dirigiendo a la Liga de Quito, recuerdo que fue Argentina para disputar las eliminatorias para el Mundial 2010 y el equipo la pasó realmente mal. Perdió y se notó que la altura incidió en el rendimiento.
Entonces no le da muchas chances de ganar.
No. Posibilidades siempre hay y mucho más para un equipo de la jerarquía y con los jugadores de Argentina. Más que la altura, será importante cómo llegan en el aspecto anímico. La altura influye, pero para mí su incidencia es más psicológica que futbolística. Afecta más a los equipos que juegan pensando en la altura. Por lo que vi el jueves contra Perú en la Bombonera, el equipo está quebrado y encima viene muy salado. Genera situaciones para golear y no entra una. En ese sentido, tal vez sea más beneficioso definir la clasificación afuera de Argentina, por más que sea Quito. Es más, si me apurás creo que le resultará más fácil el partido contra Ecuador que el que jugó el jueves ante Perú. Lo digo por el ambiente pesimista que rodea a esta selección. Yo no sería ni la mitad de lo negativo que son ustedes. Eso sí, habrá que ver si Sampaoli prepara la estrategia adecuada para atenuar los efectos de la altura y que sea lo menos traumática posible para el plan que quiere llevar adelante. En esto no hay una receta infalible. Hay equipos y selecciones que sacaron buenos resultados en Quito porque la altura es manejable, no es como jugar en La Paz o en otros lugares en los que estás prácticamente cerca del cielo. Es más, al jugador ecuatoriano también le cuesta jugar en Quito, ya que la mayoría hace tiempo que está en Europa o muchos son de equipos del llano de Guayaquil. Por más que estén más acostumbrados que los argentinos, también necesitan de un tiempo de adaptación que no tenés mientras jugás las eliminatorias.
No parece ser este el caso porque Jorge Célico, quien es el técnico interino, afrontará el choque contra Argentina con un equipo que encarna la renovación de Ecuador y muchos de sus futbolistas juegan en Quito o están acostumbrados a desempeñarse en la altura.
Eso sí puede ser una ventaja para Ecuador, sobre todo si pone a futbolistas jóvenes y acostumbrados a no sufrir tanto la altura. No es lo mismo jugar con futbolistas de Quito o Cuenca, por decir dos ciudades que tienen altura, que hacerlo con los del llano. Me parece acertada la decisión de Célico.
¿Es una ventaja para este partido que Sampaoli haya dirigido Emelec y tenga experiencia en jugar en Quito?
Es fundamental porque Sampaoli no se encontrará con nada que lo sorprenda. Ya sabe cómo manejarse en estas situaciones que no son normales. Hasta ya debe haber hablado con el cuerpo médico y con los jugadores que más partidos tienen jugados en Quito para no dejar nada librado al azar. Incluso, tiene más experiencia que yo en preparar equipos para atenuar los efectos de la altura porque él subió muchas veces a jugar con Emelec, que es del llano. En cambio, yo dirigía a un equipo de altura y era local en Quito. En ese momento no necesitaba hacer ninguna preparación especial. En ese sentido, todo lo que haga en función de la preparación ya lo conoce.

¿Imagina que Argentina presionará todo el tiempo, como le gusta jugar a Sampaoli, o apostará por un planteo más de dosificar esfuerzos y con un equipo más largo?
Sé cómo les gusta jugar a los equipos de Sampaoli, pero por mi experiencia no creo que sea lo más recomendable salir a presionar en Quito. Además fisiológicamente es imposible mantener un nivel de presión en un ambiente en el que en algún momento te falta oxígeno.

Cuando jugás en la altura siempre hay que tener en cuenta factores que habitualmente no están en un partido en condiciones normales. Por eso decía el tema de que cada cuerpo técnico y médico tiene su librito. Llegás el mismo día o la noche anterior, pero nunca una semana antes porque ahí sí que no tenés tiempo de adaptarte. Con relación al planteo futbolístico siempre es mejor estar bien paradito, dosificar el aire y aprovechar las chances que se te presentan. No hay que salir a jugar el partido pensando todo el tiempo que estás en la altura, pero tampoco irte al otro extremo de jugar como en el llano.
¿Cree que Célico le pondrá una marca personal a Messi o es recomendable tomarlo en forma escalonada?
Puede ser más conveniente para este partido, y por la altura, hacerle una marca a hombre. Aunque también corrés el riesgo que Messi te saque a pasear por todos lados o que pierdas un jugador por una expulsión. De ocurrir eso, se desequilibra todo el engranaje colectivo que armaste en función de esa marca personal y ahí agarrate.
Messi nunca entregó su mejor versión futbolística cada vez que jugó en Quito o en La Paz.
Tal vez le pase porque la altura tiene mucho de psicológico. Hay cuerpos que están más preparados orgánicamente para soportar jugar a 2.800 metros sobre el nivel del mar. Por ejemplo, cuando jugaba en Peñarol, Fernando Morena, uno de los mejores futbolistas de la historia del fútbol uruguayo, se descomponía antes de salir a jugar un partido en la altura. También creo importante que Sampaoli pueda transmitirle a Messi su experiencia para jugar en Quito que tal vez los entrenadores con los que fue anteriormente no pudieron porque no dirigieron en Ecuador. Con Bauza también hubiera pasado lo mismo porque el Patón estuvo en Liga de Quito. Aunque el Zurdo le será más útil todavía en ese aspecto.
¿Argentina clasifica a Rusia?
Entiendo que está en una situación complicada e impensada para muchos, pero yo sigo apostando a la lógica y Argentina tiene que estar entre los cuatro clasificados o en el repechaje. Soy optimista. No lo digo como una frase hecha, me apoyo en la cuestión futbolística.
¿Por qué Argentina llegó a esta situación límite?
Soy de los que piensan que el desorden institucional siempre se traslada al campo de juego. Lo digo por experiencia porque me pasó cuando dirigí a Uruguay en las eliminatorias para el Mundial 2002. Nuestro fútbol era un caos y nosotros lo pagamos no yendo cuando perdimos el repechaje contra Australia. No necesito estar en la AFA para darme cuenta de que si cambiás a tres técnicos en una misma eliminatoria es porque no tenés un rumbo seguro. Está claro que no hubo una línea de conducción. Fueron de Martino a Bauza y a Sampaoli. Que los amigos de Messi no tienen que estar, que los jugadores de afuera no tienen que venir porque no sienten la camiseta del país. Cuando entrás en esa, lo pagás y eso les está pasando a ustedes. También en esto tienen una gran culpa los dirigentes. Porque ellos sólo piensan en hacer negocios con la selección y mucho más porque tienen a Messi, con todo lo que genera. El pibe es un fenómeno, pero no es mago. Consumo mucha televisión de Argentina y veo que hasta lo tratan de mercenario o que no canta el himno y no sé cuántas boludeces más. Muchachos, qué más quieren de Messi. Le piden que rinda lo mismo que en Barcelona y no cuentan que en la selección un día juega con Dybala, otro con Higuaín, ahora con Icardi o Benedetto. Es tal el desorden de Argentina que no tienen equipo porque cambian permanentemente de proyectos. Así es imposible. Ojo que no tengo nada en contra de Sampaoli. Ni siquiera tomé un café con él. Me parece un buen entrenador, pero es difícil para el técnico de una selección porque no tiene el día a día. Por eso estoy totalmente de acuerdo con lo que hizo cuando viajó a Europa y se reunió con los jugadores para mostrarles a través de la tecnología lo que pretendía de ellos. Cómo no lo va a hacer si no tiene tiempo para tenerlos en el campo. Pero todo eso ahora se le vuelve en contra porque el equipo no ganó y corre el riesgo de quedarse sin Mundial. Argentina mereció ganarles sin problemas a Venezuela y Perú, pero no aprovechó las situaciones que generó. Entonces hoy el país es un saco de nervios.
¿Está de acuerdo con todos los cambios de esquema y jugadores que realiza Sampaoli?
Para nada. Creo que es un momento muy delicado y no hay lugar para hacer debutar a jugadores. Hay que ir a lo más seguro posible o a lo que menos margen de error provoque. No entiendo cómo en un partido tan decisivo como el de Perú jugaron el Papu Gómez o entró Rigoni. Me parece que la cosa no era para meter tanto cambio o hacer debutar a jugadores en la selección.
Lo dice por experiencia, por aquel repechaje contra Australia que los dejó afuera del Mundial 2002. En ese equipo jugaba Paolo Montero, hoy entrenador de Central.
Claro. Y Paolo sufrió mucho cuando quedamos eliminados. Recuerdo que quería dejar de jugar y en ese vestuario vi a hombres de verdad llorando. Por eso imagino el estado de tensión que deben tener por estos días los jugadores argentinos.
¿Qué evaluación hace de Montero como DT canalla?
Es un ganador nato. Pero aún no logró la regularidad con el equipo y por eso debe estar intranquilo. Vi el partido que disputó Central contra Boca por la Copa Argentina y me encantó. Hizo lo que tenía que hacer para ganarle a Boca y sacó un gran resultado. Pero ahora tiene que cambiar la pisada en el torneo local. En San Juan empezó bien, pero en tres minutos se dio vuelta todo. El equipo se le vino abajo.
¿Cuándo lo dirigió ya lo veía como un potencial entrenador?
Sí, claro. Estamos hablando de un jugador que estuvo diez años en Juventus y además viene de una familia de futbolistas, porque su padre fue un gran referente del fútbol uruguayo. Paolo tiene mucho vestuario, no tengo dudas de que sabrá manejar todas las situaciones que se le presenten. Además, tiene al Chengue al lado, una persona de su extrema confianza y un excelente tipo. Son buena gente. Realmente me pone muy contento que estén al frente de Central.
¿En algún momento le gustaría dirigir a Central?
Otro día se lo contesto. No me parece ético decir algo sobre esa situación cuando hay un técnico trabajando. Mucho menos si esa persona es alguien a quien quiero mucho como Paolo.
¿Qué lugar ocupa en su carrera el paso como arquero auriazul?
Central siempre estará en mi corazón y las cosas que viví nunca las voy a olvidar. Su gente es única.
¿Se siente reconocido por el hincha de Central?
Muy reconocido y ellos saben el sentimiento honesto que tengo hacia ellos. Lo que viví esos años está muy bien guardado en mi corazón.
¿Estuvo cerca de dirigirlo?
No, sólo me hicieron consultas pero nunca me llamó nadie del club para ofrecerme el cargo.
Volviendo al martes, ¿quién gana: Argentina o Ecuador?
Si Argentina llega bien y fuerte de la cabeza, tiene muchas chances de sacar el partido adelante.
Justamente este equipo de Sampaoli si algo no está es fuerte de la cabeza y en Argentina se viviría como una tragedia nacional no ir a Rusia.
Todas esas cuestiones atentan contra la tranquilidad con la que deberá encarar el partido Argentina. Ecuador tampoco está atravesando por un buen momento, de hecho ya está eliminado. Aunque esta selección ecuatoriana ya piensa en el Mundial 2022 y por eso muchos de los valores que tiene son jóvenes.
¿Argentina se encontrará con un clima hostil en Quito?
No creo. Con Ecuador eliminado lo más probable es que la gente vaya al Atahualpa a ver a Messi.


Comentarios