Turf
Sábado 31 de Diciembre de 2016

Hay más cinta en el carretel

Luego de 23 jornadas del calendario turfístico anual el balance es positivo e invita a soñar con un futuro promisorio.

Con el último tañir de la campana acontecido el pasado domingo 18 de diciembre, el hipódromo Independencia concluyó una temporada más. Se disputaron 23 de las 24 jornadas diagramadas para el calendario 2016, debido a que una -la segunda de abril- tuvo que ser anulada a raiz de la erosión que sufrió la cancha principal tras no poder soportar la intensa lluvia caída en esa parte del año, la que provocó ese "tropiezo" que no estaba previsto en el seno de los que rigen los destinos del centenario circo rosarino. Hubo que arremangarse y poner la pista nuevamente en condiciones, como para asegurar el normal desarrollo y preservar el físico de jockeys y ejemplares. Del "palo demarcatorio" de mayo, y luego de las reparaciones del caso, comenzó una nueva carrera. La actividad retomó su andar habitual -con aciertos y defectos, como en toda metié-, pero siempre con la mente puesta en poner nuevamente a la hípica rosarina en el lugar que merece estar. Una obviedad decir que falta mucho camino por recorrer para ponerse a la altura de los tres hipódromos mayoritarios, -léase San Isidro, Palermo y La Plata- quienes cuentan con infraestructura, recursos y apoyo que el centenario hipódromo -por estos tiempos que corren- adolece. A simple vista se nota un paulatino avance, y si bien aún parece lejos de cristalizarse, la sensación es la de que se está recorriendo -paso a paso- por el camino correcto y ello invita a pensar en un futuro promisorio. Basta con observar que la pista se muestra mejorada, evidenciada en los tiempos empleados por los ganadores de cada carrera; Las refacciones edilicias en las instalaciones son el fiel reflejo de que los directivos de la Sociedad del Estado Municipal Hipódromo Rosario están abocados -con firmeza- a revitalizar el mítico escenario enclavado en un lugar preferencial de nuestra ciudad. Es momento de hacer un análisis y tras 12 meses de ardua tarea, Oscar Barattucci, en calidad de gerente hípico, aportó su visión al respecto.

¿Qué balance hace tras finalizar la temporada?

El año que transcurrió nosotros lo consideramos muy positivo en todo sentido, tanto en la apertura de las carreras, gracias a la colaboración de los profesionales, propietarios, quienes confiaron en nuestra propuesta a través de las jornadas corridas, presentando a casi la mayoría de los ejemplares inscriptos -tanto los del medio local, como los que llegaron de las zonas aledañas, hecho muy valorable para que el hipódromo siga creciendo como nosotros creemos que así está sucediendo. Nuestro augurio es que el año que está por comenzar sea similar o mejor. Desde la parte que nos toca ponemos todo el empeño para que las instalaciones sean del agrado de los que acuden domingo tras domingo. Esto debería estar acompañado de una mayor cantidad de aficionados -ya que si bien ha mejorado con respecto a otros años, hecho que se refleja al notar las tribunas más pobladas- sería importante elevar aún más el caudal.

Luego de 10 años de manejo municipal, parece que ahora se está apostando a revitalizar el hipódromo.

Se venían haciendo mejoras desde la otra gestión, pero el mayor impulso se notó en estos dos últimos, donde se realizaron obras importantes, y tal vez en el último donde se notó al mayor auge, teniendo como estandarte al Congreso Hípico 2016 llevado a cabo a fines de septiembre, encuentro del que participaron distintas áreas de la ciudad y de otras cercanas, de las cuales nos sentimos muy agradecidos por el apoyo que nos brindaron. Y en esa realización hay que destacar a Guido Boggiano, Presidente de la S.E.M.H.R., junto al director de Deporte Federado, Diego Sebben y Gerardo Sin, el Presidente de la Comisión de Careras.

Haciendo un pantallazo se notan mejoras

Se concretaron varias e importantes, como la de los boxes de espera, donde se colocó el techo nuevo y se recicló el divisorio donde permanecen los equinos antes de competir, para hacerlos más confortables; Otra de las renovaciones concretadas fue la de las boleterías, que se modernizaron con vidrio -en lugar de las antiguas rejas- y se aumentó la cantidad de ventanillas de expendio para que el aficionado no tenga que hacer colas extensas. Además se renovó el cuarto de equipo, con el importante agregado del baño sauna, algo fundamental y necesario para los jockeys. En lo que respecta a la faz edilicia se hicieron arreglos en las distintas viseras (paddock, oficinas, etc). El tattersall se mantiene permanentemente. Desde el 2007, todo lo que se cobra por alquiler, nosotros lo volcamos a las necesidades del tattersall. No se mezclan los ingresos, lo recaudado por el tattersall se vuelca allí. Se confeccionaron aberturas en los boxes -de arriba hacia abajo-. De los 570 que existen, por lo menos se han hecho 300 aberturas. Otro de los problemas que antes surgían era el del mantenimiento de la pista. Por lo menos no escuchamos voces en contrario sobre que haya pozos. Se trata de tenerla lo mejor posible. Hay veces que el tiempo nos juega una mala pasada, como en el mes de abril, cuando tuvimos que anular una reunión debido a que la cancha no aguantó los casi 20 días consecutivos de lluvia caída. Otro de los cambios notorios fue el de la empalizada en toda la recta. Hablando de mejoras, se cambió la empalizada vieja de la redonda por plantas y libustrines. La oficina de Inspección de Stud que está por Ovidio Lagos -un lugar estratégico y de control, ya que por ahí ingresan y egresan los ejemplares- es otro dato para destacar. Siempre estamos haciendo algo para mejorar. No paramos.

Una importante medida adoptada es la visualización externa del hipódromo

Sin lugar a dudas. La reja perimetral reemplazará al viejo alambrado y servirá para que la gente no tome al hipódromo como algo infranqueable, algo similar como hizo el hipódromo de Palermo hace años atrás. La construcción comenzó a la altura de los 1.700 metros y se va a realizar en un par de etapas. Hace más de 20 días que iniciaron las obras, los operarios confeccionaron más de 200 metros. Cuando se complete va a quedar muy lindo y a la vista de todos, Será un gran obra solicitada por los profesionales y apoyada por nosotros. Otro anhelo es la mejora y restauración de la tribuna de socios, una refacción costosa, pero necesaria, ya que es un lugar emblemático dentro de las instalaciones.

Tienen pensado alguna otra obra para engalanar el hipódromo.

Es una cuenta pendiente que tenemos y que serviría para ratificar el progreso. Está proyectado para el 2017 tener el hipódromo iluminado, por lo menos a lo largo de toda la recta, como estuvo hace años.

El aumento de premios es una materia pendiente

Mejorar la bolsa de premios es algo pendiente. El municipio hace un esfuerzo muy grande para mantener la actividad. Aunque nuestra intención es solicitar algo más. Creemos que el incremento en los premios favorecería al crecimiento de la hípica local, y ello traería aparejado una mayor presencia de caballos del interior que mirarían con buenos ojos venir a competir acá. La idea es que vaya mejorando cada vez más.

Además de lo apuntado anteriormente, ¿existe alguna otra novedad para poner en práctica?

Sí. Y sería un paso importante dentro de las innovaciones que queremos implementar. Está aceptado y a punto de lanzarse el control antidoping que vamos a efectuar en las carreras no computables. Al momento se realizan al ganador y segundo de las carreras oficiales y a partir de la primera jornada de la nueva temporada también se controlará al vencedor de las extraoficiales.

Si tiene que expresar un mensaje hacia el futuro, ¿cuál sería?

Creo que es el mismo que deseamos todos los que formamos parte y vivimos cotidianamente de esta actividad, que es la de aunar esfuerzos para poner al Independencia en los primeros lugares del espectro nacional, como en realidad lo merece y como sucedía en las épocas de gloria del Hipódromo.

Comentarios