Ovación
Viernes 29 de Septiembre de 2017

Germán Herrera: "Me tocó un trabajo táctico específico yme salió bien"

En la intimidad de la concentración canalla en Mendoza, el Chaqueño le contó a Ovación las sensaciones del gran partido que realizó ante Boca por la Copa Argentina.

"¿Podemos hacer la foto para la tapa de Ovación? Sentado o agachado, así da la idea de que todavía te estás reponiendo del desgaste físico", fue el pedido para Germán Herrera. Y el Chaqueño accedió sin inconvenientes. "Mal no me va a venir porque la verdad que quedamos todos muy cansados del partido", disparó el delantero, quien fue una de las grandes figuras en la resonante victoria de Central contra Boca, el miércoles por la noche en el Malvinas Argentinas. "Me tocó hacer un trabajo táctico muy específico y por suerte me salió bien", abundó Herrera en el mano a mano con este diario en el lobby del hotel Hyatt, mientras esperaba la orden de los responsables de la delegación para abordar el micro que iba a trasladar al plantel al nuevo búnker: el hotel Esplendor, también de Mendoza.
   Conocer las sensaciones de cualquier jugador canalla estaba bien, pero lo de Herrera era algo especial. Porque fue el futbolista al que Montero decidió darle continuidad y al que le asignó una tarea especial, que implicaba un esfuerzo físico de proporciones. Nada que el delantero no esté acostumbrado a hacer cada vez que le toca la chance.
En esto de que terminaron todos muy cansados,
¿vos vas a necesitar un
día más que el resto?
Mirá, uno siempre trata de entregarse al máximo por esta camiseta. En esta ocasión me tocó hacer un trabajo táctico muy específico y por suerte me salió bien. Pero lógicamente eso desgasta muchísimo y por eso todavía estoy muy cansado, sobre todo porque había jugado también el domingo. Son partidos que el cuerpo lo siente y en los días que restan para jugar con San Martín de San Juan haremos todo lo que sea necesario para poder recuperarnos de la mejor manera.
¿Montero te pidió más el apoyo a Ruben o que privilegiaras tapar la salida de Boca?
Esas son las cosas que charlamos con el entrenador antes del partido porque cuando Boca tenía la pelota en el fondo la intención siempre fue obstaculizar la salida para que no pudieran entregar con comodidad, sobre todo Barrios, que es quien mueve los hilos ahí en el medio y quien le da la salida clara a Boca. Ese trabajo creo que lo hicimos muy bien. Y después, cuando teníamos la pelota nosotros, lo que tenía que hacer era acompañar a Marco en el ataque.

¿Esperabas que el técnico apostara por vos para
este partido?
Yo siempre espero jugar. En todo momento estoy a disposición de lo que diga el entrenador, que es quien decide quién juega y quién no. Pero siempre trabajo para estar y de hacer las cosas lo mejor posible, como siempre lo hice, porque este club es especial. Hoy estoy contento porque me tocó, pero mucho más feliz por la victoria.
¿Y cuáles son las sensaciones después de un triunfo clave?
La sensación hoy es de mucha tranquilidad después de haber ganado una serie importante contra un gran rival, pero sobre todo por lo que nos había pasado el domingo. Eso que sucedió contra Banfield fue algo que no esperábamos y necesitábamos una victoria para empezar de nuevo, con confianza y este triunfo nos va a traer eso.
¿Le hizo bien llegar al
partido de punto?
No sé si nos hizo bien. Nosotros sabemos lo que tenemos y lo que podemos dar. Eso de que llegábamos como punto era lo que todo el mundo manejaba, pero nosotros llegamos a Mendoza con la fe intacta de hacer un gran partido y por suerte lo pudimos hacer y nos llevamos una victoria que es merecida por todo el trabajo que hicimos antes y durante el encuentro.
Lo de la idea de punto es por
el presente de ustedes, pero sobre todo por la forma
en la que llegaba Boca.
Esto es fútbol y nunca sabés lo que puede llegar a pasar. Lógicamente que un equipo que juega bien siempre va a tener más chances, pero nosotros tenemos un gran plantel y planteamos el partido de una manera muy inteligente. Sabíamos que iba a ser uno muy intenso, en el que teníamos que ahogar a Boca desde el primer minuto como lo hicimos. Hoy, después de haber descansado un poco, la sensación es de alegría y tranquilidad.
¿En esa presión estuvo
la clave?
Sí, ni hablar. Boca es uno de los mejores equipos del fútbol argentino y si lo dejás jugar lógicamente que se va a lucir, por eso tratamos de taparte sus mejores opciones y creo que lo hicimos bien.
¿Se puede soñar en grande con esta copa, que es el objetivo más importante
del semestre?
Es algo con lo que siempre soñamos. A Central siempre le va bien en este torneo, pero todas las veces que estuvimos ahí de ganarla no pudimos concretar el título. Creo que tarde o temprano se tiene que dar.

"El penal fue escandaloso"

Hubo un detalle en el encuentro del que se habló poco por el resultado. Fue la mano de Pablo Pérez tras el remate de Gustavo Colman que el árbitro Fernando Rapallini obvió por completo. "La verdad, en la cancha no la vi muy bien porque fui uno de los que más lejos quedó de la jugada, pero cuando vi que todos mis compañeros fueron a reclamar penal me di cuenta que algo había pasado. Después, cuando lo vi por televisión no lo podía creer porque fue muy claro. Fue escandaloso. Menos mal que ganamos porque si no se hubiese dado otro lindo conflicto en un partido con Boca por Copa Argentina", destacó el Chaqueño Herrera.


Comentarios