Rugby
Martes 03 de Octubre de 2017

GER, de tapado a campeón

El mens sana venció a Atlético del Rosario en un partido de final insólito y dio la vuelta.

Gimnasia y Esgrima se consagró campeón en M19. Nadie puede poner en tela de juicio el campeonato obtenido por los mens sana el sábado en Plaza Jewell, pero tampoco puede pasar inadvertido la forma en que se dio. A un minuto del final el equipo del parque Independencia ganaba por dos puntos (21-19) cuando Atlético del Rosario tuvo una chance única de quedarse con la victoria con un penal a favor bajo los palos. Era un trámite con el que Atlético hubiese alcanzado el triunfo, sin embargo el capitán del club anfitrión decidió hacer oídos sordos al pedido a gritos de los entrenadores y en una marcada desobediencia táctica pidió scrum en lugar de pedir palos. Se tuvo mucha fe, pero fue por un punto bonus antes que ganar el partido. Lo concreto es que Atlético no llegó al try, GER recuperó la pelota y selló la victoria sacando la ovalada afuera.

No hay ningún antecedente en el mundo en el que faltando un minuto de juego, con un penal a favor y bajo los palos, un equipo decida jugar un scrum y no patearlo. Explicaciones puede haber muchas pero todas serán inentendibles ya que se supone que cuando se juega en ese nivel, se juega para ganar. La decisión sorprendió hasta a los propios entrenadores de Gimnasia que no podían creer semejante regalo.

La realidad marcaba que ni con una victoria con bonus Atlético del Rosario podía consagrarse porque no le daban los números, sin embargo esa decisión lo único que hizo fue privar a un equipo del campeonato y coronar a otro: hubo un cambio de nombres. De haber metido ese penal factible, el campeón no hubiese sido Gimnasia sino Duendes, que en el partido anterior le había ganado con puntos bonus a Jockey Club Venado Tuerto y dejó sin chances a Atlético antes de que empiece a jugar con Gimnasia.
Antes de ese final que dejó flotando muchas dudas en el ambiente, se vieron dos verdaderos partidazos, con un rugby de alto vuelo.

En el primero Duendes no tuvo problemas en superar a un diezmado Jockey Club de Venado Tuerto, que se presentó sin muchos de sus titulares ya que estaban de viaje de estudios en Bariloche.

Con inteligencia Duendes hizo en el primer tiempo una tarea de desgaste, obligando a la defensa venadense a desdoblar esfuerzos para no caer y lo liquidó en el complemento, cuando el azulgrana sintió el trajín (aún así dio pelea hasta el final) y quedó a merced del verdinegro que finalmente se impuso 31-7.

En el segundo partido, Atlético del Rosario arrancó mejor y mostró el repertorio que lo llevó a ser el líder en una gran parte del torneo. Con posesión y control fue un equipo agresivo en ataque y jugó con dientes apretados a pesar de no tener chances de subirse a lo más alto del podio. Gimnasia, en la vereda de enfrente, jugó presionado por sus propios nervios y se lo vio errático, confundido, sin ideas para parar a un Plaza que le ganaba en todos los sectores de la cancha.

Pero en el complemento el mens sana se sacó la mochila y con otra actitud fue por la heroica. Empezó a remontar y antes de la media hora alcanzó el objetivo de pasar al frente. Después tuvo que aguantar como pudo y tras el regalito de Plaza, pudo dar la vuelta olímpica.

Un plantel completo

Quizás de los candidatos, Gimnasia era el que menos chances tenía. Sin embargo en la definición ganó las tres finales del Final Four y pudo festejar. En su campaña, de los 18 partidos que jugó, el mens sana ganó 14 y perdió los cuatro restantes, totalizando 656 tantos a favor y 276 en contra.

Formaron parte del plantel los jugadores Tomás Morales Raffe (capitán), Agustín All, Alvaro Arach, Nicolás Aranda, Gastón Asorey, Jerónimo Bagni, Gerónimo Boero, Mateo Bonofiglio, Juan Ignacio Brandolini, Tomás Caferra, Federico Cesaratto, Matías Costa, Joaquín De la Vega, Federico Di Rienzo, Agustín Fontanarrosa, Mateo Gagliardo, Valentín Gagliardo, Franco Gandini, Lucas García, Joaquín Horcada, Facundo Jauregui, Agustín Malek, Joaquín Martínez, Agustín Munini, Nicolás Palillo, Rodrigo Perruccio, Tomás Rodríguez, Mauricio Rosa, Teo Salin, Siro Secoff, Máximo Sirna, Ramiro Sonsini y Mirko Stanicic.

Completan la nómina los entrenadores Fernando Fantoni, Alejandro Molinari, Leandro Garello, Gino Cialdella, Franco Gentili y Claudio Brandolini; Adrián Cusinato (PF), Pablo Costa y Rodolfo Rodríguez (managers) y Santiago Valente y Federico Horcada (colaboradores).


Comentarios