Ovación
Sábado 16 de Septiembre de 2017

Gareca no echó nafta al fuego

El Flaco no comparte el clima de guerra que se quiere instalar en su país

Ricardo Gareca la sabe lunga y por eso no le echó nafta al fuego. El hombre que le dio a Argentina la agónica clasificación al Mundial de México, justamente ante Perú en el Monumental, es ahora el técnico incaico, el que sorpresivamente quedó por delante de la selección nacional a dos fechas del final y el que vendrá a la Bombonera a tratar de volver a una Copa del Mundo, algo que no ocurre desde 1982 en España. Pero pese a todo lo que se dijo sobre el cambio de escenario, al clima de guerra que instalaron los medios de aquel país (ver aparte), el Flaco bajó la tensión y aseguró lo contrario: "No esperamos un clima hostil, sí uno de final".

"No esperamos un clima hostil, sí un ambiente de final. El recibimiento será espectacular por la gran cantidad de peruanos que hay en Argentina", prefirió abordar Gareca, que no eludió que "este es el partido más importante de Perú en las eliminatorias y lo va a jugar todo el país. Argentina estará tan pendiente de nosotros, tanto como nosotros de ellos. Vamos a enfrentar a una selección que cuenta con varios de los mejores jugadores del mundo y será un partido emocionante". Y sobre qué debe tener Perú para llevarse un gran resultado, dijo sin dudar que "concentración absoluta". Y aclaró que no "pensamos en el empate, vamos a ir a ganarlo".

El Tigre Gareca citó a cuatro arqueros, en vistas de que los mejores, Leao Butrón y Pedro Gallese vienen de lesiones y espera contar con ellos, como al ex Newell's Luis Advíncula y por supuesto a los grandes referentes, Jefferson Farfán y Paolo Guerrero.

Comentarios