Ovación
Martes 18 de Abril de 2017

"Fue una victoria del esfuerzo y el carácter", dijo el DT canalla

Montero se mostró feliz por la actitud del equipo e insistió que la meta es ingresar a una copa.

Paolo Montero mostró toda su felicidad, no sólo por la victoria sino por el esfuerzo y el carácter que mostró el equipo ante Temperley para apoderarse de los tres puntos en disputa. Central sumó un nuevo triunfo y ahora acumula cinco partidos sin perder: ganó cuatro y empató uno. Y en este ciclo del uruguayo sólo perdió uno, como para acomodarse en la conducción del canalla y entregar aún más confianza en su trabajo. "Fue una victoria del esfuerzo y el carácter. Sabíamos como jugaban ellos y que era un equipo agresivo", manifestó el DT en la rueda de prensa que brindó minutos después de haber obtenido los puntos en disputa.

   No le resultó nada sencillo a Central poder retirarse triunfador de la cancha del celeste, que está en la zona de descenso y se lanzó con todo en la búsqueda de cambiar el destino del partido. Todo se hizo luchado y friccionado y el local lo empujó hacia el arco del Ruso Rodríguez, por eso el entrenador admitió que "hay que empezar a manejar los partidos y cerrarlos para no sufrir".

   Las tres unidades le permitieron pegar otro salto en la tabla y alcanzó la línea de Independiente, es decir está en el puesto doce y a dos puntos de clasificar a la Copa Sudamericana, que "es el objetivo que nos marcamos todos; hay que ir paso a paso. La tabla está corta, hay muchos equipos peleando y debemos seguir mejorando. Hay que tener los pies sobre la tierra".

   Montero destacó lo bueno que tuvo Central, por eso mencionó "la actitud, la personalidad y que supo defenderse. Sabíamos que Temperley es un equipo que le tocó perder en varias ocasiones sin merecerlo. Hay que seguir corrigiendo cosas, pero cuando se gana todo es más sencillo".

   El uruguayo reconoció que el choque "se hizo difícil a pesar de la posición que ocupa. Los equipos importantes ganan de cualquier manera y estos puntos no podemos desperdiciarlos. Ahora hay que sumar lo máximo posible en los dos partidos que tendremos en casa" ante Gimnasia y Aldosivi.

   "Sería idea si ganamos los seis puntos de local. Mañana (por hoy) quedaremos concentrados y después los jugadores quedarán liberados para el miércoles comenzar a entrenar pensando en Gimnasia", contó.

   Algo que valoró el DT es que "el equipo quiere ser protagonista e intentamos buscar siempre el resultado. Es agresivo y tiene actitud".

   En cuanto a su expulsión, el entrenador uruguayo comentó: "No voy a hablar nunca de un árbitro. Interpreté que el saque lateral era para nosotros; estiré el brazo, pero no le toque la pelota. Lo cierto es que corté una jugada rápida. Estuve bien expulsado", finalizó Montero.


"Estuve bien expulsado"

A la hora de referirse a la polémica jugada que lo tuvo como protagonista antes de cerrarse el primer tiempo, Paolo Montero fue directo al grano y expuso su argumento sin necesidad de refugiarse en el manual de las excusas. "No le toqué la pelota al jugador. Pero como intervine de una forma en una jugada rápida de ellos, estuve bien expulsado", deslizó el entrenador canalla antes de dejar el estadio de Temperley.

   El árbitro Silvio Trucco interpretó que el entrenador uruguayo había molestado a un rival cuando intentaba sacar un lateral, que podría haber puesto en riesgo la última línea auriazul. No obstante, fue el propio Montero quien aclaró el panorama. "Nunca voy a hablar mal del árbitro. No lo hice en mi época de jugador, tampoco ahora. Lo que pasó es que interpreté que el lateral era para nosotros, le estiré el brazo y me expulsó", describió el uruguayo.


Comentarios