Ovación
Jueves 07 de Septiembre de 2017

Fernando Tobio hizo fútbol y Paolo Montero analiza su presente

Fue un paso adelante en la puesta a punto, pero si el DT no lo ve en condiciones seguiría Martínez

Jugadores que estuvieron presentes en el partido ante Deportivo Riestra por un lado, para realizar algunos trabajos específicos. El resto, un rato de fútbol contra la reserva. Hasta ahí todo normal, enmarcado en una hoja de ruta de trabajo semanal de acuerdo a lo previsto. Pero en esos 45 minutos de fútbol que ordenó el cuerpo técnico liderado por Paolo Montero hubo una presencia particular, que puede tener implicancia directa en la formación del equipo que el próximo domingo recibirá en el Gigante a San Lorenzo, por la segunda fecha de la Superliga. La referencia es para Fernando Tobio, quien desde que llegó está realizando un acondicionamiento físico por la inactividad que arrastraba. Pero con su participación en el ensayo futbolístico de ayer se abren algunos interrogantes importantes respecto a si podrá hacer ya su debut con la camiseta de Central o si, al menos, estará disponible para ocupar un lugar en el banco de suplentes.

Montero dispuso ayer de un rato de fútbol y fue con Tobio adentro. El defensor estuvo en cancha en los 45 minutos que duró el ensayo (fue 0 a 0) y compartió la zaga central junto a Marcelo Ortiz, otro de los jugadores que llegó como refuerzo.

Desde el momento que llegó a Rosario, la postura con Tobio fue clara: ponerlo a punto desde lo físico y una vez logrado ese objetivo empezar a darle minutos de fútbol. Por el momento es una incógnita si ya está apto para la competencia o no. De hecho ayer fue la primera vez que pudo hacer algo de fútbol.

Lo único que estaba claro era que esta semana Montero ya pensaba tenerlo a la par del resto para que pudiera ir adaptándose no sólo al grupo, sino a las cuestiones tácticas que el DT tiene como prioridad.

Y lo de ayer fue un indicio. Seguramente se trató de un paso hacia adelante en esto de que además de la cuestión física ya se meta en ritmo futbolístico, pero las conclusiones correrán pura y exclusivamente por cuenta de Montero y sus colaboradores. En ese sentido no se conocieron demasiados detalles ya que el entrenamiento fue a puertas cerradas.

En esto, hasta que aparezca la voz de Montero sobre cuál fue su evaluación, será uno de los temas centrales en Arroyito de cara al choque frente a San Lorenzo. ¿Por qué? Porque el nombre en cuestión es del que más se habló en el mercado de pases y por el que el DT uruguayo más reclamó.

Es por eso, se supone, ni bien Tobio esté en condiciones rápidamente se ganará un lugar entre los once. Lo que debe definir Montero es si eso sucederá ya este mismo domingo o si habrá que aguardar al menos una semana más.

A favor del entrenador juega el hecho de que el equipo no haya pasado grandes sobresaltos en defensa en los dos partidos que lleva disputados el canalla en el semestre. Porque contra Colón hubo una labor defensiva que dejó conforme el técnico. Misma situación que Riestra, por Copa Argentina, donde el equipo de Nueva Pompeya prácticamente no atacó a Central.

Eso no quita la patriada que se jugó Montero en esos dos partidos con Mauricio Martínez como segundo marcador central. Ahora, si Tobio está para jugar las preguntas aparecerán rápidamente, básicamente con la decisión que se tomará con el ex Unión, quien podría quedarse afuera de los once o bien sumarse al medio y que alguien de esa zona del campo le deje su lugar.

Por el momento son especulaciones, que podrán no tener demasiada relevancia este fin de semana pero sí el próximo, o cuando Tobio ya esté en condiciones de saltar a la cancha.

Lo que es imposible pasar por alto es que ex Boca (viene de jugar allí pese a que su pase pertenece a Palmeiras) dio un paso firme hacia adelante en su puesta a punto. Y que Montero haya decidido darle minutos de fútbol habla a la claras de que pretende meterlo cuanto antes en la estructura canalla. Que ayer ya haya hecho fútbol no es poca cosa.

Los nombres de los dos equipos


Para los 45 minutos de fútbol de ayer Montero utilizó a los jugadores que no actuaron contra Riestra o que lo hicieron apenas unos pocos minutos. Por eso el técnico uruguayo paró a: Jeremías Ledesma; Hernán Da Campo, Marcelo Ortiz, Fernando Tobio y Diego Becker; Joaquín Pereyra, Maximiliano González, Gustavo Colman y Maximiliano Lovera; Leonel Rivas y Germán Herrera. El equipo de reserva jugó con: Emilio Di Fulvio; Nahuel Gómez, Renzo Alfani, Matías Recalde y Facundo Rizzi; Andrés Lioi, Emanuel Ojeda, Alan Marinelli y Joel López Pissano; Agustín Coscia y Agustín Maziero.

Comentarios