Ovación
Jueves 08 de Junio de 2017

Ex jugadores formaron una fundación "con salida laboral"

"Acá un jugador comienza a jugar a los 8 años y a los 24, si no se destacó, como le pasó al Negro (Omar) Alegre que llegó a River, queda viejo para el fútbol y joven para jubilarse". Las palabras pertenecen al presidente de la Fundación Azabache, Daniel Martínez, un ex jugador del club y actual empleado municipal.

"Hablo de jóvenes que no saben palear ni piquear porque siempre vivieron tras la pelota, entonces se les dificulta trabajar. Ante ese problema laboral, al que se le agrega la falta de obra social, que por lo que sabemos se vive en varias provincias, nos juntamos. Somos unos 160 ex jugadores de Central Norte de entre 25 y 60 años".

El presidente de la fundación, de 49 años, empleado municipal y ex 9 del club en 1986, es claro y contundente. Una entidad hincha del cuervo, pero con equipo de fútbol propio. El y parte de su grupo viajarán a Santa Fe a hacerle el aguante a su club, pero no sin esfuerzo. Les espera un viaje de unas 16 horas con regreso estimado para el lunes próximo al mediodía.

"Usted me puede averiguar si se pueden llevar a la cancha bombos, banderas, papelitos y rollos de papel", le preguntó otro integrante de la fundación, Ramiro Gómez, a Ovación. La pregunta pareció inocente frente a la liturgia de las barras del fútbol de primera. "Es que acá los domingos no podemos entrar nada a la cancha. Pero la gente de los equipos de primera trae de todo acá", dijo el presidente de la institución azabache.

Comentarios