Ovación
Miércoles 22 de Febrero de 2017

"Estoy motivado,estoy contento", aseguró el canalla Teo Gutiérrez

Teo Gutiérrez se siente bien físicamente y capaz de entregar su mejor versión futbolística

Tiene toda la razón del mundo Teófilo Gutiérrez cuando hace mención a que las exigencias hacia los jugadores de jerarquía suelen estar a la orden del día. Es lo que dio a entender. Supuestamente porque entiende la enorme expectativa que se depositó sobre su persona desde el primer día que puso un pie en Arroyito. Después, cada uno es libre de sacar sus propias conclusiones sobre el nivel entregado por cada futbolista, si con eso alcanza o se está en deuda. Y existe un pilar incontrastable a partir del cual siempre es mucho más fácil edificar buenos rendimientos: el momento anímico. "Estoy motivado, estoy contento". El colombiano se despachó a gusto. Sin medias tintas. Pero haciendo hincapié a algo de lo que había acontecido el año pasado. Hacia allí apuntó la requisitoria periodística, claro. Al poco tiempo de haber arribado a Central y con la misma franqueza, el colombiano había dicho "no soy feliz", básicamente porque le costaba encontrar la continuidad que había venido a buscar cuando el Chacho Coudet lo llamó.

Sin problemas físicos durante la pretemporada, algo que Teo siente hoy como un "plus", considera que lo mejor de su versión está por venir. "Hoy estoy a tope desde lo físico y eso es la base para cualquier deportista de alto rendimiento. Ojalá pueda estar a la altura porque el fútbol argentino te exige estar al ciento por ciento. Estoy motivado, estoy contento y espero demostrarlo en cada partido. Quiero ser vital para el grupo y para mis compañeros", se sinceró el colombiano, para quien la felicidad compra pasajes de ida vuelta desde adentro hacia afuera de la cancha. Siente que es algo así como un ida y vuelta, y que una va de la mano con la otra.

"Estar en óptimas condiciones es la felicidad de cualquier ser humano para poder lograr el resultado que todo jugador necesita. Para mí siempre será bueno que mis compañeros y que la gente me exijan mucho. Siempre trabajé para eso y acá no es la excepción. Soy muy autocrítico y siempre me evalúo de esa manera e intento estar en un nivel igual o mejor que mis compañeros", agregó.

Y las primeras imágenes de 2016 se presentaron en ese tenor. Intentaron exponer un Teo más animado, convencido de que la decisión de quedarse en Arroyito después de un coqueteo importante con Junior de Barranquilla había sido la correcta (fue tanto lo que se habló que en su momento el atacante tuvo la palabra y aclaró: "Voy a jugar en Central", cuando recién comenzaba la pretemporada. De hecho en su momento se destacó su amistad con el gol en los primeros partidos del año, aunque hayan sido de carácter amistoso. Había marcado en la derrota contra Patronato y en el empate y caída por penales ante Talleres. Después tuvo lo suyo, como aquel fastidio que evidenció en el ensayo frente a Atlético Paraná, en el que dejó el campo de juego. Igual, tanto lo primero como lo segundo merece ser tomado con pinzas por tratarse justamente de trabajos en una etapa netamente preparatoria. Hoy el anhelo de Teo pasa por alcanzar ese "buen nivel" que cree demostró en el final del semestre anterior, que, considera, le valió la posibilidad "de ser nuevamente convocado a la selección" de su país, otro de sus "objetivos" para el semestre que se avecina.

Y esto último no es un detalle menor. Es que si el colombiano pretende ser parte del gran esfuerzo que debe realizar Colombia para ganarse un lugar en el Mundial de Rusia 2018 no le quedará otra que superarse en el día a día en Central. Será rendir acá para que lo tengan en cuenta allá.

"El estar en un nivel muy alto y en un equipo importante me ayuda a compenetrarme. Pero es algo que busco desde siempre", apuntó el delantero cafetero, quien agregó: "Espero comenzar el torneo en un nivel óptimo y darle mucho al equipo en todos los sentidos, como asociándome con mis compañeros, desequilibrando cualquier defensa y tener el olfato goleador. No hay excusas y hay que demostrarlo en cada partido. Quiero dar lo mejor de mí en estos seis meses que me faltan, poder disfrutarlo y ser feliz. Creo que con confianza puedo hacer muchas cosas".

¿Y la exigencia a la que hizo referencia en más de una ocasión? "No estoy del todo conforme con lo que hice y sé que tengo que dar mucho más. Incluso ustedes también como periodistas lo exigen y eso me pone feliz porque cuando me exigen me hacen sentir importante", relató.

Comentarios