Rosario Central
Martes 02 de Mayo de 2017

En racha ganadora

Central derrotó 2 a 0 a Aldosivi, abrochó el cuarto triunfo al hilo y se metió en zona Copa Sudamericana.

Central acopió la cuarta victoria al hilo. No lo hizo con la claridad de otros partidos. Pero ganó y eso lo reposicionó en la tabla de posiciones y se metió de lleno entre los equipos que irán a la Copa Sudamericana. Doblegar a Aldosivi era una posibilidad real. Sea por jerarquía o realidad deportiva de cada uno de los protagonistas. El Gigante fue el pasado domingo el epicentro de un 2 a 0 trabajado y hasta por momentos sufrido. Los canallas siguen dulces y mostrando rasgos de mejoría como también algunas viejas falencias.

   Recién se sacó la mufa en el segundo tiempo. Antes no la pasó bien. No precisamente porque el Tiburón era una tromba o le mostraba los dientes. Nada de eso. Si no porque manejaba la pelota, generaba situaciones pero no las capitalizaba. Teo Gutiérrez tuvo sus chances. Las despilfarró a todas.

   El colombiano podría haber tenido su tarde soñada en Arroyito. Aunque tenía la pólvora mojada. No obstante, el delantero cafetero dio en varios pasajes muestras de su rica calidad técnica. Metió un par de lujos y pases con clase. Desde ese punto de vista, su labor no se puede reprochar. Pero sí machacar las cuatro situaciones que tuvo.

   Con respecto al funcionamiento colectivo, el equipo canalla fue una cosa del medio hacia adelante. Y otra hacia atrás. Flojo en la salida por Salazar. Poco de Leguizamón. Pinola tapó algunos baches con su estirpe mientras que Ferrari cumplió en el lateral izquierdo como cuando jugaba en las inferiores.  

  Musto fue el corazón del medio, y Carrizo estuvo activo. Pachi se está activando poco a poco. Al pibe Rivas le costó hacer pie. Y lo de Camacho fue intermitente. Teo tuvo luces y sombras, y Herrera fue el destacado. Porque abrió la cuenta a los 58' y fue uno de los que más sacrificio hizo. A la vez que Central encontró el 2 a 0 sobre el cierre vía el recién ingresado Bordagaray. Sin dudas fue un triunfo y algo más. Porque se metió en zona de Copa Sudamericana directa. Y apareció entre los top en la tabla.


"Somos un equipo que trabaja"

Paolo Montero optó por la mesura a la hora de brindar las declaraciones. "Somos un equipo que trabaja, un equipo que intenta, es intenso y agresivo. Todavía no se logró nada",

argumentó el entrenador canalla. "Se jugó de buena manera y podríamos haber terminado con más goles. Pero seguimos creciendo y eso nos deja contentos", acotó el uruguayo. "Uno siempre es optimista y busca lo mejor. No esperábamos conseguir todos estos puntos, pero hay que seguir trabajando", concluyó.

Comentarios