Central
Martes 07 de Marzo de 2017

En Central, Fernández seguirá bajo observación

El volante canalla confesó que "fue un desgarrito lo que tuve" en el cuádriceps y por eso será evaluado esta semana.

No era una simple dolencia muscular. Tampoco un golpe más de partido. José Luis Fernández no jugó a las escondidas. Ni ocultó el real cuadro clínico que lo obligó varios días a moverse de manera diferente. "Fue un desgarrito lo que tuve. La semana pasada intenté patear, me dolió y volví a parar", fue la frase que exteriorizó sin misterios el volante canalla y dejando sentado a la vez que "esta semana vamos a probar, sino lamentablemente tendremos que esperar una más para volver". En consecuencia, en caso de que el mediocampista siga bajo observación, quien ocupará su lugar frente a Godoy Cruz el próximo domingo a la noche, siempre y cuando se reactive el torneo, será Federico Carrizo.

   La paralítica que le metió sin piedad Fabián Cubero en el amistoso del pasado 18 de febrero en el Gigante ante Vélez no sólo lo borró de los restantes amistosos de pretemporada sino también condicionó para volver al primer equipo. Fernández venía siendo una pieza fija en la estructura táctica auriazul hasta que sufrió un desgarro, que recién ayer salió a la luz.

   "Hoy (ayer) arranqué con el grupo, aunque no hice mucho. Esta semana evaluaremos cómo me iré sintiendo del cuádriceps, que me viene doliendo. Si el partido era el viernes, no llegaba. Pero ahora vamos a ver. Sino lamentablemente tendremos que esperar una semana más", declaró con frontalidad y total transparencia el zurdo futbolista luego del reinicio de la práctica en el country de Arroyo Seco.

   El volante también remarcó que "la ruptura fue producto de un golpe", aunque condicionó su retorno por un sencillo motivo. "Dependerá de cómo me sienta", tiró José Luis en clara referencia de que deberá ser evaluado día a día para tener un panorama más claro. Lógicamente que si no puede participar con normalidad cuando sea el momento de plasmar el ensayo con pelota a todo o nada no tendrá más remedio que seguir las acciones ante el Tomba desde las plateas del Gigante el domingo (ver aparte).

   Por las dudas, Montero tiene en el borrador de las posibilidades un dibujo táctico armadito y listo para salir al ruedo. Y contempla que Federico Carrizo será el reemplazante si el ex Tomba queda out. Eso le dará además la posibilidad a Paulo Ferrari de seguir adueñándose del carril derecho. Pero si Fernández reaparece, entonces Pachi tendrá su bautismo en lugar del Loncho. Quedando repartido lo que resta del medio con Mauricio Martínez y Damián Musto.

   Mientras que el entrenador uruguayo le dará la custodia del arco al Ruso Rodríguez. La línea del fondo estará compuesta, siempre y cuando no surjan contratiempos, por Víctor Salazar, Leguizamón, Javier Pinola y Cristian Villagra. Quedando en el sector ofensivo Marco Ruben y Teo Gutiérrez.


El 12 a las 21.10

Desde Rosario Central informaron anoche que finalmente el partido frente a Godoy Cruz que marcará la vuelta del fútbol fue reprogramado para el domingo próximo, a las 21.10, en el Gigante. Siempre y cuando vuelva el fútbol.

Comentarios