Ovación
Viernes 05 de Mayo de 2017

En busca de la conciliación voluntaria

Hoy al mediodía directivos de Newell's y delegados de los trabajadores se reunirán otra vez en el Ministerio de Trabajo tras el cuarto intermedio de ayer.

Días agitados y turbulentos se vivieron y viven en Newell's. Con reunión en el Ministerio del Trabajo al mismo momento que en las puertas del club los empleados de la entidad y de Utedyc se manifestaban reclamando la reincorporación de los tres empleados cesanteados. Lo único que se resolvió pasado el mediodía fue ir a un cuarto intermedio hasta hoy para negociar los pasos a dar. Por supuesto que del lado de los trabajadores con sus compañeros adentro, mientras que los directivos al cierre de esta edición continuaban deliberando la determinación a tomar para llevar hoy al ministerio. Como si no fuera poco el club desmintió en su página oficial que el comunicado dado a conocer por los jugadores sean de ellos, pero desde el plantel le ratificaron a Ovación el escrito (ver aparte).

La dirigencia de Newell's insiste en que el partido del domingo con Independiente no corre riesgo y se jugará sin inconvenientes. De todas formas, primero deberá resolverse el conflicto que se desató el martes tras el despido de tres empleados que motivó a que se iniciara un nuevo paro en la entidad. Por eso hoy, a las 12.30, las partes fueron convocadas nuevamente en el ministerio con el fin de llegar a un acuerdo y ponerle fin al problema, al menos por un tiempo. "El club debe llevar una contestación a lo que propuso el ministerio, que es acordar una conciliación voluntaria, no obligatoria", dijeron anoche las fuentes consultadas por este diario. La idea es que sea por quince días hábiles, con posibilidad a que se agreguen otros quince y de esta forma, sumados a los fines de semana, pasarían cerca de un mes y medio.

Lo concreto es que hasta el momento no hubo un pedido de conciliación obligatoria y la sugerencia desde el ministerio es hacerlo de manera voluntaria. Y eso es a lo que intentarán llegar cuando se junten nuevamente todas las partes en la sede de Ovidio Lagos y San Lorenzo. La cuestión es que si no fuman la pipa de la paz entonces podría dictarse la obligatoria y de esa manera se retrotraerá todo hasta antes de iniciarse el inconveniente, es decir con los tres despedidos cumpliendo sus labores en la entidad.

Anoche hubo una reunión de urgencia de la comisión directiva para tomar una decisión al respecto y definir qué respuesta llevar al cónclave.

Toda esta situación generó un enorme malestar en distintos ámbitos de la entidad, a tal punto que algunos directivos reconocieron por lo bajo haberse equivocado en la decisión tomada. Sobre todo en vísperas a dos encuentros sumamente importantes y en el Coloso, primero con Independiente y luego con Central. Además, el club tiene la posibilidad de recibir ingresos valiosos en concepto de recaudaciones y por el bono que se cobrará por el día del club.

A 72 horas de una nueva presentación del equipo, que está en el segundo lugar en el torneo, toda la atención está focalizada en diversos conflictos. Uno el expresado en estas líneas con los trabajadores, pero otro más que se desató con comunicados que se tiraron por la cabeza jugadores y directivos. Una pena, porque los de Diego Osella sólo tendrían que estar pensando en cómo sumar de a tres para subirse a la punta otra vez en caso de que Boca Juniors no gane mañana o, por el contrario, permanecer en el segundo lugar.

Comentarios