Newell's
Domingo 28 de Mayo de 2017

Electrizante y goleador

El Rayo Fértoli fue clave en la impostergable victoria rojinegra con los gritos del 1-0 y del 3-1 ante los bahienses

Electrizante como un rayo. Así apareció Héctor Fértoli en el área y definió el partido para Newell's. No era su misión inicial, pero demostró que sabe. Lo hizo en el 1-0 y en el 3-1. Dos goles que además cortaron una falta de gritos ajenos a los que supieron marcar la Fiera, Nacho y el Gato. Conquistas más que bienvenidas para el ánimo leproso. En un momento clave. Cuando el equipo lo necesitaba para cambiar un destino que parecía complicarse por la caída en resultados. Y hacer dos goles en un partido, que además formen parte de una victoria impostergable, hacen que la validez aumente en su valorización.

   Pero no sólo hizo los goles, fue clave en la victoria rojinegra porque participó en la jugada del 2-1 y porque antes y después, con varias apariciones, marcó un notorio desnivel: se la dio redonda a Maxi en una que pasó cerca a los 10', lo dejó solo a Isnaldo (quien definió pésimo) en la primera que tocó a los quince segundos del complemento y cuando salió con quince minutos por jugarse Newell's ya se había entregado a aguantar el 3-2.

   "Un rayo para iluminar la reacción leprosa" adelantó Ovación en la edición del miércoles en el título de la información sobre la apuesta de Osella para el partido de ayer. Un rayo que llegó hasta el área del Olimpo para definir con clase para abrir el resultado, atento para resolver en dos toquecitos la pelota que bajó Formica. Un rayo que despejó el nubarrón tormentoso que amenazó terminar con todas las ilusiones rojinegras a muy poquito del imprevisto 1-1, apareciendo por el medio y tocando justo para que Mansilla alargara y Maxi no perdonara para el 2-1. Ni hablar cuando llegó a zona de gol y la empujó para el 3-1 que debió ser tranquilizador en la ráfaga leprosa, cuando empezaba a caer la noche en el Coloso.

   Fértoli se vistió ayer de goleador. Se puso la pilcha de Scocco, aunque Nacho generalmente no la toca en la puerta del área chica. Festejó de lo lindo. Quizás de la misma manera que cuando había debutado en la red con aquel 1-0 a Huracán en el torneo pasado (11ª fecha, el 16 de abril del año pasado), claro que mucho más que aquella conquista en la Copa Argentina 2015/16 en la goleada por 5-2 ante Sansinena.

   Y justo apareció cuando empieza a cerrarse el torneo, en el momento en el que los técnicos deben meter mano en busca de alternativas. Ya había tenido chances, claro que en funciones que no le caían como anillo al dedo sino de esfuerzo. Esta vez miró el arco de enfrente y cumplió: dos goles y fin a una racha en la que sólo convertían los consagrados.

Comentarios