Jorge Sampaoli
Sábado 02 de Septiembre de 2017

El Zurdo no se miente

Es cierto que para incorporar nuevos hábitos futbolísticos no alcanzan 90 minutos. Pero eso no despeja la sensación de que el estreno de Jorge Sampaoli al frente de la selección argentina fue decepcionante.

Es cierto que para incorporar nuevos hábitos futbolísticos no alcanzan 90 minutos. Pero eso no despeja la sensación de que el estreno de Jorge Sampaoli al frente de la selección argentina fue decepcionante. El Zurdo no llegó a este lugar de privilegio en su carrera para que el equipo jugara con la placidez con la que lo hizo contra Uruguay en el Centenario. Justamente si lo contrataron fue para que la selección empezara a desafiar tendencias y, sobre todo, para que se quitara esos miedos que paralizaron el funcionamiento del ciclo de Bauza. Como no lo hizo, ahora los criticadores compulsivos de la selección tienen de donde agarrarse para decir que lo que vieron el jueves encuentra similitudes con lo que observaban cuando estaba el Patón. No existen semejanzas colectivas. Que la selección de Sampaoli, equivocadamente, no haya elegido la audacia en Montevideo para salir del apuro de las posiciones no significa que disfrute de colgarse del travesaño como sucedía con la de Bauza. Son equipos construidos en las antípodas y por entrenadores que nunca se mezclarán porque son el agua y el aceite. El único hilo conductor que comparten es que Messi sigue siendo la tabla de flotación del seleccionado. Aun en partidos en los que no la descosió como ante Uruguay, Leo es el garante para creer que Argentina clasificará al Mundial 2018. El resto, con Martino, Bauza y Sampaoli, vive arrinconado por las críticas. El Zurdo terminó disconforme con la actuación del equipo. Lo bueno es que no necesita de la mentira para sentirse protegido. Sabe mejor que nadie que no lo contrataron para que la selección juegue como ante Uruguay.

Comentarios