Rosario Central
Domingo 26 de Marzo de 2017

El Tigre fue Teo

Gutiérrez irrumpió en el equipo ante la lesión de Herrera. El colombiano jugó un partidazo y anotó el gol de la victoria ante el Matador. Esta vez no hubo cortocircuitos con sus compañeros y el plantel festejó unido el triunfo.

Había pasado casi una hora del final del partido. Y en la zona de vestuarios el arquero canalla Diego Rodríguez, de notable actuación en la gran victoria auriazul 1 a 0 ante Tigre, se animó a responder la pregunta que todos los periodistas se hacían en la zona baja del Gigante. ¿Quién fue la figura excluyente del partido, el arquero o el goleador?, fue la consulta hecha al propio uno auriazul. Y la respuesta fue contundente. "No tengo dudas de que fue Teo Gutiérrez, que mañana (hoy) será la tapa de todos los diarios", respondió el Ruso con una amplia sonrisa. Y estuvo totalmente acertado en la respuesta. Porque el atacante colombiano ayer se robó todos los flashes en la soleada tarde de Arroyito. Porque iba a ser suplente, pero la baja por lesión a último momento del chaqueño Herrera (ver aparte) lo catapultó a la alineación principal. Y allí el delantero cafetero se esmeró para jugar su mejor partido desde que llegó a Central. Corrió como nunca, pidió siempre la pelota, jamás puso mala cara, metió lujos que levantaron aplausos, se prodigó en pos del equipo y además definió de manera magistral la gran asistencia de Gustavo Colman para que Central vuelva a sumar de a tres ante su gente luego de cinco partidos. Así, el equipo de Paolo Montero, que todavía está en plena etapa de formación, metió la segunda victoria en cadena, de la mano de un Teo iluminado, astuto y con una categoría abrumadora que no pasa desapercibida cada vez que pisa el acelerador.

Lo cierto es que Central ayer sostuvo el cero por los reflejos del Ruso Rodríguez, que tuvo atajadas magistrales en el primer tiempo, pero logró ganarle a Tigre porque Teo se puso al hombro al equipo de tres cuartos en adelante. El cafetero se animó a jugar en vez de chocar y cuando quedó cara a cara con arquero Nelson Ibáñez le acertó una estocada mortal, mediante un remate cruzado que se filtró en el palo izquierdo del arco de Génova, cuando había pasado el cuarto de hora del complemento. Y así Gutiérrez pasó de ser un casi seguro suplente en la planilla previa a un delantero titular, goleador y gran figura de la tarde.

Está claro que desde lo futbolístico Teo debe estar siempre adentro de la cancha. Tiene todos los argumentos para justificar la titularidad. Y que si salió del once fue por otras cosas extras. Si ayer hasta el propio delantero reconoció que "le falló al grupo" y que esa situación le dejó una "enseñanza" que ahora quiere capitalizar para entregarle lo mejor al equipo mientras dure su estadía en Arroyito. Seguramente que para Paolo Montero no debe haber sido sencillo dejarlo en el banco, como ocurrió el fin de semana pasado en la victoria ante Quilmes. Como tampoco relegarlo ayer, algo que cambió por la lesión de Herrera. Igual es saludable que el DT uruguayo lo haya indultado ante el imponderable de la baja del chaqueño. Por eso Teo salió a jugar y fue un verdadero tigre ante el Matador de Victoria. No se guardó nada, y si había un jugador que merecía ser el autor material del triunfo era justamente él, que entregó todo en pos del resultado positivo.

Atrás quedaron esos empujones con Ruben en la primera fecha ante Godoy Cruz antes del penal. Lo más importante fue que ganó Central, a pesar de que todavía está lejos de ser un equipo confiable en todas sus líneas. Ayer pudo besar la lona en un par de estocadas de Tigre. Lo destacable de cara al futuro es que el ciclo Montero suma seis sobre nueve puntos en juego y eso levanta la confianza en un grupo que había quedado muy golpeado al final del año pasado.

La postal del final fue un racimo de jugadores canallas abrazos en el círculo central festejando la victoria ante el aplauso de la gente. Con Teo recibiendo las felicitaciones de todos sus compañeros. Parece que la casa está en orden. Y es lo mejor que le puede pasar a un equipo que está en vías de progreso.

Comentarios