Ovación
Jueves 29 de Diciembre de 2016

El salaíto estuvo cerca y sigue peleando por subir

En la primera mitad quedó a un punto del ascenso y en el torneo actual está en zona de reducido.

Argentino tuvo un 2016 positivo y sólo le faltó el ascenso a Primera C. Realizó un primer semestre muy bueno pero El Porvenir por un punto le arrebató el único boleto para saltar de categoría. Y en la segunda parte del año mostró una irregular campaña y finalizada la primera rueda de la Primera D quedó en sexto lugar a 9 puntos de Atlas, líder del campeonato.

   En la temporada, la dirigencia y Marcelo Vaquero se abocaron al armado de un plantel competitivo. Al elenco de barrio Sarmiento se sumaron ocho jugadores y el equipo fue tomando forma para encarar el torneo de transición.

   Desde el inicio, el albo comenzó a ser protagonista fecha tras fecha. Hasta que llegó el partido bisagra, en el que tenía que ganarle a Ituzaingó para depender de sí mismo en el final del torneo. No fue así, perdió de local y con ello la chance de depender de sí mismo.

   La ilusión de llegar a la Primera C quedó muy cerca para los salaítos, El Porvenir por un punto se llevó el ascenso a la C. "El primer semestre fue muy bueno pero al no poder lograr el ascenso todo queda para las estadísticas. Al segundo nadie lo recuerda", sostuvo Emanuel Fabrizio, referente del equipo de albo.

   Después, llegó el torneo largo y en la primera rueda los dirigidos por Marcelo Vaquero deambularon con bajas producciones. La irregularidad estuvo a la orden del día. Tuvo una racha negativa en cinco encuentros y sobre 15 puntos cosechó una unidad.

   Recién en el final pudo levantar cabeza y en dos partidos claves derrotó al puntero Atlas 2 a 0 en el Olaeta y a Lugano 1 a 0 de visitante. Con esos seis puntos finalizó en la sexta posición, en la zona del reducido.

   "En el arranque del segundo semestre no tuvimos el envión del anterior certamen. Comenzamos muy bien, después hubo una seguidilla de malos resultados y eso hizo que quedáramos relegados en la tabla", confió el capitán salaíto.

   Fabrizio, fiel a su costumbre, no se guardó nada y detalló los pormenores de la caída libre de su equipo en el torneo. El partido ante Leandro N. Alem fue el quiebre para las aspiraciones de pelear en la punta. De ir ganado 1 a 0 en el minuto 85, para terminar perdiendo 2 a 1 en el final. Fue algo increíbe y de ahí no nos pudimos recomponer", afirmó el mediocampista.

   Para el capitán albo no todo fue color de rosa. De ser titular indiscutido a pasar a jugar entre los suplentes. "En las últimas tres jornadas fui al banco de suplentes y tuve que acatar las decisiones del entrenador. Desde que llegué a Argentino jamás me había pasado algo así. Me la banqué y alenté a mis compañeros. Recién en el último partido ante Lugano volví a jugar en el final del partido", confió Fabrizio con 93 encuentros en Argentino.

   Por último el capitán salaíto se refirió a lo que vendrá. "Estoy ansioso y preparado para arrancar la pretemporada. La puesta a punto será fundamental para el comienzo del torneo. Nuestro objetivo es apuntar al ascenso directo", dijo el jugador con pasado en Newell's.

Fabrizio, un trotamundos

Emanuel Fabrizio volvió en el 2014 con la dirección tecnica de Villy Trebino y disputó 93 encuentros en barrio Sarmiento. Se inició en el baby de Adiur, pasó a Newell's. Luego fue a Talleres de Córdoba, donde jugó hasta la reserva. También jugó en Cruz Azul de México, Real de Arroyo Seco, Tenerife de España y en ligas de interior.

Comentarios