Ovación
Miércoles 27 de Septiembre de 2017

El Pachi Carrizo irá al banco, ¿y también Fernando Zampedri?

El efecto 0-4 ante Banfield caló hondo y el técnico mete mano en la formación. El Pachi le deja su lugar al uruguayo Romero y la dupla ofensiva es Ruben con el entrerriano o Herrera.

Sin dudas que Paolo Montero tomó nota del flojo partido ante Banfield y busca corregir algunos defectos colectivos, aunque está clarísimo que no apelará a una cirugía mayor. Si bien el equipo no está definido, lo probable es que haya al menos un par de cambios en relación con lo que fue la goleada a manos del Taladro. Uno de ellos estaría en la mitad de la cancha con el ingreso de Santiago Romero por Federico Carrizo. Y el otro en la ofensiva, con la entrada de Marco Ruben, ausente por lesión. Pero arriba hay dudas sobre quién será el acompañante del capitán, si es Germán Herrera o bien Fernando Zampedri.
En principio Paolo repetirá la defensa y la primera variante está en el mediocampo. Adentro el Colo Romero y afuera Pachi Carrizo. Lo que habrá que ver es cómo se reparten el medio. Podrían alistarse de derecha a izquierda Romero, Mauricio Martínez, Gustavo Colman, un poco más suelto, y Leonardo Gil. Claro que son volantes versátiles y pueden ocupar posiciones diversas a lo largo del partido según lo requiera el trámite. Lo que ninguno deberá dejar de hacer es correr y morder a cualquier camiseta del rival que le pase cerca.
Y arriba está la gran incógnita. Porque ayer en el trabajo táctico por la mañana en Arroyo Seco jugó la dupla Marco Ruben y Germán Herrera. Esto puede ser un adelanto de lo que ocurra hoy en el Malvinas Argentinas, donde el Chaqueño correría con cierta ventaja para ser de la partida. Claro que Zampedri fue uno de los de mejor rendimiento hasta Banfield y no habría que bajarle el pulgar. El que sí irá desde el inicio es el capitán Ruben tras recuperarse de una distensión intercostal.
Justamente Germán Herrera fue uno de los autores de los goles en la victoria ante Boca de la edición pasada de la Copa Argentina (2 a 1), en la ronda de cuartos de final. El otro grito canalla fue de José Luis Fernández.
Hay que tener en cuenta que tal vez Ruben no pueda completar todo el partido por la dolencia que arrastra y entonces, sea Herrera o Zampedri el que quede en el banco, quien termine ingresando en el transcurso del juego.
La realidad es que más allá del delantero al que le toque jugar, Central necesita el compromiso de los puntas a la hora de tapar la salida de Boca y después atrevimiento para encarar y vulnerar a la defensa xeneize.
Herrera hace gala del sacrificio y suele ser asistidor de Ruben, mientras que Zampedri cuenta con mayor terminación de jugada en la zona caliente, donde las papas queman. Montero notó un buen rendimiento del Chaqueño ante Banfield y por eso podría mandarlo de arranque en el trascendental duelo de esta noche.
Hoy no incidirán tanto los nombres puntuales como la capacidad de Central de ser compacto a partir de un óptimo funcionamiento colectivo. Montero elegirá a los once y luego serán ellos los encargados de pelear con uñas y dientes por la clasificación.


Con buenos antecedentes

Por séptima vez en su historia, Rosario Central se enfrentará con una serie de octavos de final en la Copa Argentina. Y en las seis restantes siempre salió airoso (2 con el viejo formato y 4 con el actual) y clasificó a los cuartos.

La primera vez que jugó en esta instancia fue en la edición de 1969. En aquella oportunidad el rival fue Newell's y los partidos eran ida y vuelta. En el primer cotejo disputado en Arroyito igualaron 0 a 0. Mientras que en la vuelta en el Parque, los canallas se impusieron 3 a 2 con tantos de Carlos Griguol, Enzo Gennoni y Raúl Castronovo.
Un año después, en 1970, volvió a jugar contra la lepra en octavos. En la ida en Génova y Cordiviola se impuso Central por 1 a 0 con grito de Agustín Balbuena. Mientras que en la vuelta igualaron 0 a 0 en cancha de Newell's y avanzaron los canallas.
Ya con el nuevo formato, a partido único, Central siempre se llevó en octavos de final el cheque que entrega la organización.
Edición 2011/12: El 25/04/2012, con Juan Pizzi como DT, los canallas vencieron 2 a 1 a Belgrano en San Juan con tantos de Germán Rivarola y Gonzalo Castillejos.
Edición 2013/14: bajo las órdenes de Miguel Russo, Central derrotó 1 a 0 a Tigre, con gol de Sebastián Abreu, en cancha de Instituto. Edición 2014/15: en cancha de Huracán, luego de empatar 0 a 0 con Ferro en los 90', el conjunto del Chacho Coudet ganó 5 a 3 en la definición por penales. Edición 2015/16: en la última edición, nuevamente con Coudet como DT, Central venció 2 a 0 en Salta a Deportivo Morón con tantos de Walter Montoya y Marco Ruben.

En el mano a mano, Boca

Recién en 2016, por 4º de final de la Copa Argentina, Central pudo romper con la racha abrumadora favorable a Boca (aún está establecido en esos términos) en relación a los enfrentamientos entre ambos equipos en una eliminación directa.
Aquella noche en el Kempes el canalla pudo anotarse un poroto a su favor, contra los 9 que traía Boca bajo el brazo. Es que todas las veces que se habían enfrentado para ver quién seguía con vida y quién quedaba eliminado en una competencia, siempre el xeneize vencía.
Hoy son 10 los enfrentamientos en partidos eliminatorios, que se dieron en los últimos 97 años. La historia de esta saga comenzó en 1919. Ese año Boca se impuso en las dos ocasiones de la Copa Ibarguren (ambas 1-0). Por el mismo torneo el equipo de la ribera volvió a ganar en los años 1923 (1-0) y 1940 (5-1). Más adelante en el tiempo fue el turno de la Copa Británica, en 1946 (4-1). Ya en el Nacional de 1970 Boca hizo nuevamente de las suyas (2-1). El primer duelo por Copa Argentina, en 2012, no escapó a las generales de la ley, ya que después del empate 1 a 1 en los 90 minutos los xeneizes se impusieron por 4 a 2 por penales. Dos años después llegó el mano a mano por Copa Sudamericana, en el que el 1 a 0 logrado en la ida fue insuficiente para a Central debido al 3-0 de la vuelta, en la Bombonera. Nuevamente por Copa Argentina fue la final de 2015 en el 0-2 que tuvo a Ceballos como el actor principal de la película. Nueve instancias eliminatorias en las que Central nada pudo hacer. Hasta el partido de cuartos de final del año pasado. Recién ahí, en el 2-1 el canalla pudo romper esa larga racha, que aún hoy sigue siendo claramente negativa.


Comentarios