Central
Jueves 23 de Febrero de 2017

El Pachi Carrizo, por el centro y hasta en el carril derecho

No hay dudas que Federico Carrizo llega para ser titular de arranque, sólo resta esperar la definición del técnico Paolo Montero para saber en qué puesto porque por izquierda hoy está José Luis Fernández

No hay dudas que Federico Carrizo llega para ser titular de arranque, sólo resta esperar la definición del técnico Paolo Montero para saber en qué puesto porque por izquierda hoy está José Luis Fernández

Llega y juega. Federico Carrizo no necesita acostumbrarse a lo que es Central. Si está bien en lo físico/futbolístico irá de arranque frente a Godoy Cruz. Para ser uno de los once lo repatriaron como refuerzo. Pero hay una duda importante: ¿en qué posición jugará? Obvio, en el mediocampo y con características ofensivas. Pero ¿por dónde lo hará actuar el DT? Es que la posición habitual del Pachi es por el carril izquierdo y, al menos de arranque, el dueño de ese puesto es José Luis Fernández. Igual, puede actuar más suelto en una especie de enlace, como lo hacía Giovani Lo Celso, y hasta intercambiando funciones con Fernández. ¿Y por derecha? Por qué no, quizás suena raro pero podría hacerlo. Esa es una posición que tiene un hueco muy grande que dejó Walter Montoya y por ahora ahí se lo ve a Paulo Ferrari. Queda sólo una semana de trabajo y lo único claro es que si está en condiciones de jugar el mediocampista será de la partida en la reanudación.

Encontrarle "la posición" a Carrizo es el trabajo de Paolo Montero y como el segundo refuerzo auriazul puede cumplir funciones distintas es una buena disyuntiva. En los manuales de lógica futbolera se escribe que es preferible no tocar lo que está afilado a muy poco de empezar. Pero la llegada de un jugador importante mueve estanterías y si bien el técnico lo debe tener previsto desde que pensó en Pachi para sumarlo como un importante refuerzo, deberá evaluar los pro y contras de ubicarlo en un puesto u otro.

Y en este Central que prepara de cara al choque con Godoy Cruz en el Gigante de Arroyito las posiciones en el mediocampo también están relacionadas con las de la defensa. En especial con el puesto de marcador central, porque en esto también influirá de qué actuará el cordobés nacido en Villa Giardino el 17 de mayo de 1991. El estilo táctico inicial del técnico uruguayo es un 4-4-2, y en esos cuatro del medio estará la clave. En el último amistoso ante Vélez los integrantes fueron Ferrari, Damián Musto, Mauricio Martínez y Fernández. Entonces, la lógica marca que uno de ellos saldrá, porque es imposible no atacar con los dos de punta: Teo Gutiérrez y Marco Ruben.

Las chances deben analizarse puesto por puesto.

Sin Martínez: El ex volante de Unión es el gran candidato a dejar su lugar. Pero no perdiendo la titularidad sino retrasándose a la defensa para compartir la zaga con el paraguayo José Ramón Leguizamón (el primer refuerzo), ya que si bien aparece cada vez con mayor fuerza la presencia de Pinola, la lógica invita a decir que no llegaría en condiciones ideales (sólo hizo 30' el sábado ante Vélez y podría jugar algo más en la práctica de fútbol del sábado ante la reserva, ver aparte) para jugar de arranque ante los mendocinos. Entonces, Carrizo podría reemplazar al ex tatengue como volante interno ofensivo.

Sin Ferrari: El Loncho fue quien se metió en el equipo por la ausencia de Montoya, pero si bien puede jugar tranquilamente en el puesto no es indiscutido. La experiencia, el ida y vuelta constante, el mayor apego a la marca le dan la derecha, justamente en esta posición. Pero también es un candidato a dejarle el puesto a Pachi, aunque el recién regresado al canalla no jugó demasiado en este sector del campo de juego (ver aparte).

Sin Fernández: Sería el puesto ideal de Carrizo, pero no pinta que el ex volante de Godoy Cruz deje ese sector. Sólo podría hacerlo moviéndose más al centro como enlace e intercambiando movimientos con Pachi.

Sin Musto: Nada que ver con Carrizo, obvio. Es el único puesto en el que no puede desempeñarse.

Sin Carrizo: Una alternativa que sólo tiene que ver con que no esté en condiciones de jugar ya. Que Montero lo lleve al banco y que recién para el siguiente partido (ante Quilmes en suelo cervecero), con un mayor entendimiento con sus nuevos compañeros, gracias a las prácticas, le asigne el puesto de titular para el que volvió a Central.

Comentarios