Ovación
Domingo 05 de Marzo de 2017

El mérito de saber capitalizarse

Basta con mirar la infografía que acompaña esta nota para entender que el ojo facilista le echaría la culpa a esa maldita pelota que no entró en las finales contra Boca y River por la Copa Argentina.

Basta con mirar la infografía que acompaña esta nota para entender que el ojo facilista le echaría la culpa a esa maldita pelota que no entró en las finales contra Boca y River por la Copa Argentina. Justamente los dirigentes de Central se jugaron un pleno a salir campeón y la ruleta disparó fichas para todos lados pero menos para levantar el ansiado título. La precisión de los números también retrata que la gestión de esta comisión directiva siempre giró al compás de chequeras que se exhibieron exuberantes. Ya sea para incorporar jugadores como para venderlos. Aunque la intolerancia de los hinchas y la crítica periodística haga foco en que Cervi, Lo Celso y Montoya estuvieron malvendidos. No fueron regalados si al club le ingresó una cifra cercana a los 13.700.000 de dólares. Una fortuna para los tiempos que corren por tres cracks que se fueron en el momento en el que ellos quisieron. Ese dinero se reinvirtió y se capitalizó con las compras de Ruben, Pinola y Musto, soldados de la guardia pretoriana de la causa canalla.

Comentarios