Ovación
Viernes 05 de Mayo de 2017

El mal momento que le hicieron pasar tres chicos al basquetbolista santafesino Carlos Delfino

El Cabezón fue víctima de un robo en la casa en la que vive en Santo Tomé. El hecho sucedió a mitad de semana y hoy recuperaron algo de lo sustraído. Los presuntos ladrones tendrían entre 12 y 14 años.

Un mal momento vivió el reconocido basquetbolista santafesino Carlos Delfino. Es que el cabezón, quien regresó a jugar al país, tras su participación en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, fue víctima de un robo.
El hecho fue perpetrado en la vivienda particular del Lancha, ubicada en el barrio El Paso de la ciudad de Santo Tomé.
Tras las investigaciones de rigor, los pesquisas de la Policía de Investigaciones (PDI) lograron dar con tres chicos, que tienen entre 12 y 14 años, y que, en principio, serían los responsables de las sustracciones de valiosos bienes, aunque no todos pudieron ser recuperados.
En realidad, no sería la primera vez que estos chicos acceden a la casa de Delfino, aunque en esta oportunidad sustrajeron los valiosos elementos, entre los que se incluyen joyas y dinero en efectivo, y por las características del suceso, y por la edad de los autores -son todos inimputables- fueron puestos bajo la tutela de la Subsecretaría del menor, la adolescencia y la familia.
Hoy, después de 24 horas de trabajo continuado, los pesquisas de la PDI pudieron recuperar varias de las pertenencias del jugador de las viviendas de algunos chicos del barrio, aunque según su padre y el propio Delfino, los objetos más valiosos siguen sin aparecer, tal el caso de un valioso reloj, y otros elementos de menor valor económico, pero que encierran un valor afectivo muy importante y que tienen que ver con premios, distinciones y obsequios recibidos en la dilatada trayectoria deportiva del basquetbolista santafesina, así como una importante suma de dinero en efectivo.

Comentarios