Ovación
Martes 04 de Abril de 2017

El incierto futuro en el arco rojinegro

Pocrnjic es una garantía en la actualidad, pero el recambio es un tema. Los casos de dos que se fueron del club, Temperini a préstamo y Humeler en forma definitiva, ambos a Talleres

Con 35 años, Luciano Pocrnjic ofrece seguridad en el arco rojinegro. El suplente es Sebastián D'Angelo, cuyo préstamo vence a fin de junio y para retenerlo se tiene que hacer uso de la opción de compra. Detrás no aparece ninguno del club. Brian Bustos es un joven con pocos partidos en reserva. Los que aparecían como opción se fueron alejando en los últimos tiempos. A la salida de Ezequiel Unsain, a préstamo por tres temporadas y media a Defensa y Justicia, se le agrega Kevin Humeler, que en el semestre pasado había debutado en la reserva, se fue libre a Talleres y lo citaron recientemente a la preselección Sub 20. Nicolás Temperini es otro que atajó en reserva, lo cedieron a préstamo a Talleres y tiene que volver a mitad de año. Hoy el arco no es una preocupación. Pero no es algo que se debe descuidar.

Nicolás Temperini: A préstamo en Talleres hasta junio

Nicolás Temperini se fue a préstamo a Talleres en agosto de 2016. Tiene que retornar a Newell's a mitad de año, si es que la entidad cordobesa no hace uso de la opción de compra del 60 por ciento del pase, algo que el arquero casi descarta. Con dos partidos en el banco de primera rojinegro, uno de ellos el clásico igualado sin goles en el Coloso en 2015, el futbolista nacido en Villa Eloísa hace 22 años dice: "Me gustaría volver a Newell's y poder afirmarme".

Temperini cuenta que tiene un año más de contrato con Newell's. Se lo extendieron cuando salió la chance de ir a Talleres. Al club del Parque llegó en 2011. "Jugué casi siempre en Rosarina, hice tres pretemporadas con la reserva y dos veces fui al banco de primera", cuenta el futbolista, que esta mañana atajará en el partido de reserva entre Talleres y Unión en Santa Fe.

"Cuando Newell's me hizo contrato en enero del año pasado, la condición era que me vaya a préstamo. No salió nada y quedé en la reserva. Empecé a atajar, pero cuando se recuperó Unsain (fractura de mandíbula), lo hizo él. Salí campeón con la reserva y apareció esto de Talleres. Lo hablé y me dijeron que le dé para adelante porque no iba a tener lugar. En Talleres me encontré con un club en crecimiento, me mantuve en la reserva y fui varias veces a entrenar con la primera", relata.

Temperini tiene varios competidores en el puesto, que están por encima suyo: Guido Herrera, Mauricio Caranta e Ignacio Chicco. Se le agregó un ex compañero de Newell's, Humeler ("más que un competidor es un amigo").

El arquero dice que desde el primer momento que Newell's le planteó que busque club fue "con la idea de jugar y sumar experiencia para llegar más formado a pelear el puesto".

Admite que es "complicado" que continúe en Talleres "con la llegada de Kevin (Humeler) y con la calidad de arqueros que hay".

Es consciente de que hoy a Newell's no le sobra nada en el puesto de arquero. Y se ilusiona. "Estoy al tanto de todo y siempre se sueña. Me gustaría volver porque es un club en el que viví cosas muy lindas y me faltó siempre afirmarme. Siempre soñás y hay que luchar. Newell's me brindó muchas cosas", asegura.

Antes de terminar, repasa su mejor recuerdo en Newell's. "Iba a atajar el lunes el clásico de reserva y el sábado fui al banco de la cuarta. A mitad de partido me vienen a retirar para decirme que el domingo iba a ir al banco de primera en el clásico. Fue algo inesperado y el momento más lindo que viví ahí", dice.

Kevin Humeler: Se alejó y lo citaron pronto al Sub 20

Su convocatoria a la preselección Sub 20 llamó la atención. Kevin Humeler había sido dejado en libertad por Newell's poco antes y en el momento del llamado estaba en Talleres. El arquero de San Jerónimo Norte cumplió el domingo 20 años y sigue su carrera lejos del club del Parque, donde estuvo ocho temporadas.

"A los dos días que me fui de Newell's (a comienzos de año) me consiguieron una prueba en Talleres. Estuve dos días y me dijeron que me quedara. Entreno con el plantel de primera y después atajo en la reserva o en la cuarta de AFA. En reserva lo hice ante Boca (1-1) y luego en cuarta contra San Lorenzo (3-2)", cuenta el joven, antes de mencionar que también ayudó para su llegada al club cordobés Hernán Llano, antes en Newell's y hoy coordinador general de captación en Talleres.

Humeler desmintió el rumor de que Newell's lo dejó ir porque tenía problemas en la visión. "Martín Mackey (coordinador de inferiores) me dijo que me dejaban libre por cuestiones futbolísticas, porque no estaba bien y no me iban a tener en cuenta. En ese momento no me salió decirle nada porque no lo esperaba. En agosto había arrancado en la reserva y sentía que estaba bien", dice.

"El mismo día en que me dijeron que no seguía, mi cabeza era un quilombo. Tenía ganas de tirar todo a la m... e irme a mi casa. Pero después me puse a pensar que no valía la pena tirar los ocho años que había estado en Newell's y que todo se termine ahí. La familia, los amigos y los compañeros fueron los que me apoyaron en ese momento", recuerda.

Humeler reconoce que "le costó mucho" adaptarse a Talleres y que la primera semana también pensó en volver a su casa "porque no esperaba nunca lo de Newell's".

Por el momento vive en la pensión del club, mientras se repone de una dolencia en la rodilla. Recuerda que "lo más lindo" de su paso por Newell's "fue la pretemporada (de 2016) con el plantel profesional, los compañeros y estar en ese club". Su máximo logro fue el título de cuarta de AFA. Tantos años con la rojinegra lo llevan a plantear un sueño: "Me encantaría volver a Newell's".

La citación al Sub 20 fue algo que lo reconfortó. "No me lo esperaba con todo lo que me había pasado. Me ayudó bastante para atravesar este momento, aunque no pude ir a entrenar por un problema en la rodilla", dice.

"Son cosas que pasan y hay que aceptarlas", señala sobre su fin de ciclo en Newell's, aunque reitera que le "encantaría volver".

Comentarios