Ovación
Martes 13 de Junio de 2017

El día después de la Liga B

A pesar de que ninguno pudo quedarse con los pasajes en juego para la Liga A, Jockey A, Duendes A y Uni sacaron cosas positivas.

Tercero, cuarto y quinto. Así quedaron posicionados los equipos rosarinos que participaron de la Liga Nacional B Interregional que tuvo lugar en la ciudad entre jueves y domingo. Específicamente Jockey A, Duendes A y Universitario. Los dos primeros logrando con eso el objetivo de mínima, que era mantener la categoría. Pero no pudiendo alcanzar el de máxima, pasar a la final, lograr uno de los dos ascensos en juego a la Liga A y la posibilidad de pelear por el título. A Universitario le fue esquiva la chance de mantenerse y descendió, como los 11 equipos que se ubicaron del quinto puesto hacia abajo. Sin embargo, más allá de algún sinsabor, la Liga B dejó sensaciones positivas por tres lugares. Lo cual no es poco tras un torneo de semejante exigencia en el que se juegan seis partidos en cuatro días y catapulta con la pérdida de categoría a muchos más que a aquellos a los que premia. El certamen también se jugó en la rama masculina, aunque sin presencia de equipos de Rosario.

"El primer objetivo era mantener la categoría y se cumplió. Pero lo más importante en este tipo de torneos es el crecimiento del equipo, del grupo y me parece que el equipo está más maduro que antes de empezar, hicimos un muy buen torneo. Fuimos protagonistas, nos tocó perder sin merecerlo (1-0 con La Salle HC en semifinales) pero los goles se hacen, no se merecen. Creo que en el desarrollo del juego hicimos méritos para estar más arriba pero pudimos cerrar la Liga de la mejor manera, con el tercer puesto. Esto es un disparador para seguir sumando en el torneo local", analizó el entrenador de Jockey A, Leopoldo González Uriarte, quien agregó que "siempre fue duro el torneo, aunque en los últimos años se le agregó un partido más, por lo cual se hace más duro todavía".

Cuatro días. Seis partidos, a excepción de los equipos de la Zona A (se jugó en 4 zonas) que en lugar de tener cuatro equipos tuvo tres (uno de ellos Duendes A) por la baja y no sustitución de un conjunto bonaerense. Un dato que no le pasó desapercibido a nadie, ni a los "beneficiados". En este sentido, el DT del verdiblanco señaló que "no nos tocó el certamen más cómodo pero sí una competencia muy exigente y estamos contentos con todos los partidos que jugamos".

El andar en el torneo llevó a Jockey A a caer en semifinales (en el citado partido con La Salle HC), por lo que se encontró con Duendes A, que llegó tras caer por penales con Universitario de Bahía Blanca en la misma instancia. Y fue en ese partido, el más local de todos, por el tercer puesto, que el verdiblanco se impuso al verdinegro. Así subió al podio, aunque no significaba mucho más desde el punto de vista de los "premios", en este caso los ascensos o el título, por los que sí pelearon los finalistas La Salle HC y Uni de Bahía Blanca: "Con respecto a la dinámica del torneo obviamente el tercer puesto o cuarto podrían significar lo mismo. Ahora, cualquiera que compite siempre aspira a terminar de la mejor manera. Cuando se pierde una semifinal lo mejor que te puede pasar es salir tercero, así que nosotros decidimos darle a ese partido y al torneo la importancia que le dimos siempre, la que tiene. Subir al podio, tener la medalla de tercero era el mejor premio que podíamos tener el último día y un reconocimiento al esfuerzo y buen juego que tuvimos en todo el torneo. Estamos contentos de haberlo conseguido".

El domingo llevó a Duendes A a quedar cuarto. Justamente tras perder por 3 a 2 con ese Jockey A, viejo conocido. Pero en el análisis del torneo, el entrenador José Luis Oro, también puso más factores en el haber: "El torneo es en sí es un torneo duro. Empezamos mal, después pudimos pasar de fase que era el primer objetivo, entramos en el "matar y morir" (se refiere a que perder en cuartos de final implicaba descender) y jugamos bárbaro. No tengo palabras para describir lo que jugaron las chicas en ese cruce (5 a 1 a Andino) y en semifinales fuimos un electrocardiograma, con altos y bajos. Empatamos y fuimos a los penales y ahí perdimos, pero estoy conforme. Porque estamos sumando, aprendemos todos y terminamos jugando con chicas muy chicas que asumieron incluso la responsabilidad de tirar los penales. Duendes sumó al margen de lo que es el torneo, me saco el sombrero por mis jugadoras".

Sobre el último partido, que terminó en derrota y sin podio, Oro remarcó: "Me hubiera gustado ganarlo, nos tocó perder. Lo bueno es que pudimos jugar con 10 chicas que prácticamente no habían jugado en primera, juveniles y eso para mí fue muy lindo e importante. Prefería jugar de esa manera, ganando a futuro. Claro que si hubiese apostado a otra cosa nada garantizaba que hubiésemos ganado. La intención era sumar, lo hablamos con todas las jugadoras y la aceptaron. Duendes sumó".

La parte amarga desde lo numérico la vivió Uni. Que a pesar de no haber caído en tiempo reglamentario (sí en cuartos de final por penales ante Universitario de Bahía Blanca), se encontrará jugando el Campeonato Regional en 2018. "Las metas que nos habíamos puesto eran de resultados y de proceso. La de resultados la vimos parcialmente. Sobre 18 puntos sacamos 16 y con eso estamos conformes. La que no se cumplió es por haber caído en cuartos por penales, no nos permitió mantenernos, porque el objetivo era estar entre los primeros cuatro. Esa no se cumplió y no hay excusas, sabíamos cómo era el formato del torneo antes de empezar", remarcó el DT blaunegro Ernesto Lucero. Pero rescató todo lo demás: "Analizamos con el cuerpo técnico que en el tema del proceso, del juego, se pudo cumplir todo lo que habíamos planteado y en forma consistente durante los seis partidos, de los cuales hay que reconocer que hubo dos que no fueron exigentes. A esos los supimos ganar cómodamente y los otros cuatro fueron muy duros. La verdad es que jugar seis partidos cumpliendo objetivos trazados para nosotros es muy bueno y nos hace pensar que estamos un poquito mejor que a principio de año".

Los tres, con lo positivo que pudieron llevarse de la Liga, redireccionarán desde esta semana misma la mirada hacia el torneo local, de la Asociación del Litoral que hoy tiene a Jockey A compartiendo la cima con Provincial, con Duendes A a un punto. Uni está 7º y recuperando regularidad en esta recta final (fecha 13ª de 22) de cara a la configuración de los playoffs.

Comentarios