AFA
Sábado 25 de Febrero de 2017

El derecho a ver fútbol gratuito se terminó con la abolición del Fútbol Para Todos

Otra medida adoptada en la asamblea fue postergar por una semana la elección de la empresa que se adjudicará los derechos de televisación.

La era de la televisación gratuita de los partidos del fútbol argentino en manos del Estado llegó a su fin. La AFA rescindió ayer el contrato del programa estatal Fútbol Para Todos (FPT) suscrito en 2009 y que ofrecía transmisiones gratuitas de todos los encuentros a cambio de una fuerte ayuda financiera del gobierno nacional. Otra medida adoptada en la asamblea fue postergar por una semana la elección de la empresa que se adjudicará los derechos de televisación.

El convenio de FPT vencía en 2019, pero el gobierno de Mauricio Macri decidió ponerle final, pese a que en campaña había prometido todo lo contrario. Ante esta posición, y mediante un acuerdo con el gobierno, la AFA decidió la rescisión del FPT, en una votación que tuvo 68 votos afirmativos sobre un total de 70 asambleístas presentes.

Declarado el fin del Fútbol Para Todos, la AFA resolvió darse una semana más para analizar las ofertas de las tres empresas interesadas en adquirir los derechos audiovisuales de la futura Superliga: las estadounidenses Fox/Turner y ESPN, y la española MediaPRO.

Lo cierto es que el Fútbol para Todos vio su final, aunque que la RTA (Radio y Televisión Argentina) continuará la televisación del fútbol hasta la finalización del actual torneo, a través de Canal 13, Telefé, Canal 9 y la TV Pública. Seguramente, como sucedió en 2015, a la TV Pública se le darán los partidos de menor rating, una decisión insólita del Estado que conspira contra su propio canal.

Hace siete años, el entonces presidente de AFA, Julio Grondona, fallecido en 2014, rompió el contrato que mantenía desde fines de la década de 1980 con la empresa Torneos y Competencias S.A. para cedérselos al gobierno de Cristina Fernández (2007-2015). Fue una jugada conveniente para ambas partes. El dirigente se aseguraba un contrato más beneficioso mientras la mandataria le arrebataba los derechos a una compañía ligada al poderoso Grupo Clarín, a la vez que garantizaba que todos los habitantes del país pudieran ver fútbol. Aparte tenía un canal de comunicación de las distintas políticas de gobierno, como la difusión de programas de salud.

El nuevo gobierno de Mauricio Macri decidió desprenderse de los derechos de televisión y consensuó con la AFA la rescisión que ayer fue aprobada en asamblea.

La postura de postergar la elección de la empresa que televisará a partir de agosto la Superliga se debió a que las tres oferentes deben responder la próxima semana un cuestionario confeccionado por la Comisión Audiovisual de AFA (integrada por representantes de los cinco clubes grandes, además de Lanús, Huracán y Claudio Tapia como representante del ascenso).

El dictamen final de los dirigentes se tomaría entre el lunes 6 y el martes 7 de marzo, para luego llamar a una nueva asamblea y exponerla ante sus pares de los demás clubes, aunque sin votación.

Comentarios