Ovación
Viernes 26 de Mayo de 2017

El contrato del entrenador vence en 2017, no en 2018

¿Cuándo se le vence el contrato a Diego Osella? La pregunta encuentra una rápida respuesta si se recurre al 23 de diciembre de 2016, cuando en la página oficial se anunció la renovación del vínculo contractual del entrenador hasta junio de 2018.

¿Cuándo se le vence el contrato a Diego Osella? La pregunta encuentra una rápida respuesta si se recurre al 23 de diciembre de 2016, cuando en la página oficial se anunció la renovación del vínculo contractual del entrenador hasta junio de 2018. Hasta ahí nada extraño. Una buena noticia para el cuerpo técnico y dirigentes pensando a futuro y apostando a un proyecto elegido antes de las elecciones y ratificado tras el escrutinio. La cuestión es que, de acuerdo a las fuentes consultadas por Ovación, "el contrato al DT se le vence en junio de 2017, es decir en 36 días". ¿Y la foto? ¿Y la firma junto a los dirigentes? ¿Fue una puesta en escena? "Sólo una foto", insistió la misma voz. Es cierto, la renovación puede ser un mero formalismo cuando hay una intención de ratificar a un entrenador en su cargo o existe un acuerdo de palabra, aunque también es verdad que todo es muy volátil y también cambiante.

Si se le busca un sentido es difícil encontrarlo. Obviamente que debe tenerlo, si no es algo inentendible. Quizás el argumento más lógico en el momento de bucear para encontrar un justificativo pueda ser el hecho de terminar el año con una buena noticia y entregar un nuevo mensaje de respaldo el técnico elegido.

La renovación no fue un rumor el que trascendió en su momento y del que todos los medios se hicieron eco. Todo lo contrario. Fue una información oficial publicada por la web de Newell's, donde el presidente Eduardo Bermúdez y el secretario José Menchón aparecen sonrientes en el momento en que Osella pone la firma en el contrato que lo ligaría a la entidad hasta 2018. La realidad no es la observada, si no otra totalmente diferente. Al menos de acuerdo a los dichos por las distintas fuentes que este diario consultó: "La firma fue realizada sobre un papel en blanco. No es ningún contrato, por eso Osella hasta el momento tiene un vínculo hasta el 30 de junio de este año".

El propio titular leproso siempre mostró conformismo con el trabajo del cuerpo técnico. A tal punto que a mediados de abril, en una entrevista con este medio, adelantó: "Mi sueño es que Osella termine con la gestión nuestra en 2020 siendo el técnico de Newell's". Fue contundente en su sentencia a sabiendas que en el fútbol todo es muy mutante y el señor resultado es el que en definitiva resuelva las situaciones. Los ánimos se elevan o alteran de acuerdo a una victoria o una derrota. De ser el mejor se puede pasar a ser el peor en un santiamén.

Si hasta hace un puñado de días no eran pocos los que soñaban con un título y tras tres derrotas consecutivas, algo que nunca le había sucedido al plantel con Osella al frente del mismo, resurgieron algunas críticas dejando de lado que la campaña es por demás de aceptable.

Ovación intentó en vano hablar con una voz oficial para aclarar la situación y encontrar un argumento válido a una acción que no fue valedera, más allá de que todo indicaría que Osella continuaría con el proyecto iniciado en Newell's. Al menos así lo indicó una y otra vez el propio presidente.

Comentarios