Ovación
Lunes 07 de Agosto de 2017

El clásico de la TV lo jugaron Marco Ruben y Brian Sarmiento

Marco Ruben, el nueve de Central, y Brian Sarmiento, el diez de Newell's, participaron en distintos programas de Telefé y levantaron el rating

Fue un día de actuaciones televisivas. Los dos en el canal de las pelotas, Telefé, donde Marco Ruben y Brian Sarmiento mostraron sus dotes especiales afuera del campo de juego. Un clásico que se vivió en el ámbito de la TV, aunque ya no como jugadores si no brindando cualidades diferentes a lo que muestran en la vida diaria como futbolistas profesionales. Los dos la rompieron y fueron tendencia en sus momentos en las redes sociales. El goleador canalla la rompió con una payada en el programa "Morfi", mientras que el leproso estuvo muy activo en el scketch de la empleada de Casa de Gobierno con Susana Giménez.

Marco Ruben estuvo en el programa "Morfi" y se animó a recitar los versos de una payada dedicada al oficio de los camioneros y sorprendió a todos. Nadie tenía conocimiento de que el goleador auriazul tenía esas virtudes escondidas y aprovechó a develarlo en el programa del rosarino Gerardo Rozín, un fanático de Central. Todos escucharon atentamente las palabras que recitaba el atacante y que duró cerca de tres minutos. El conductor, invitados y hasta los técnicos conservaron un absoluto silencio y cuando llegó el final explotó el "dale campeón, dale campeón" que se canta en las canchas para darle el visto bueno a la gran actuación de Ruben.

El goleador canalla sacó a relucir un dote desconocido y se animó a recitar en vivo dejando traslucir cierta timidez, aunque su actuación traspasó la pantalla y valió el aplauso de todos los que lo estaban escuchando en el piso.

Por la noche llegó el turno de Sarmiento enfrentando a Susana también en vivo, un partido difícil de afrontar. Pero si hay que le sobra es la caradurez y no tuvo inconvenientes de afrontar el desafío. Ingresó al piso con una camiseta de Newell's con el número diez y un cuadro leproso que entregó en manos de la conductora.

Cantó e hizo bailar a Susana y a Antonio Gasalla. Mostró su desparpajo, hizo mucho marketing para el club y, según dijeron desde el club, se trajo colchones y pintura para la pensión rojinegra. Por supuesto que apareció una pelota para que al menos hiciera algunos ejercicios, aunque ahí se negó porque se está recuperando de una lesión y dijo que "si me ve el técnico haciendo jueguitos se va a enojar". A esa altura de la noche el encendido marcó que con la presencia de Brian el programa de Susana le ganaba en audiencia a Jorge Lanata, del Trece.

Ruben tuvo su participación al mediodía y por la noche llegó el turno de Sarmiento para protagonizar un clásico en la TV. Fuera de las canchas y lejos de la actividad principal. En breve llegará el momento principal, donde deberán romperla y trascender con su juego dentro de la cancha. Que es donde deberán responder de la mejor forma.

Comentarios