Ovación
Jueves 04 de Mayo de 2017

El Ciclón sopló fuerte en Brasil

Vaya si sopló fuerte el Ciclón. En la siempre difícil tierra brasileña, el equipo de Diego Aguirre se paró con firmeza y se acomodó en la zona.

Vaya si sopló fuerte el Ciclón. En la siempre difícil tierra brasileña, el equipo de Diego Aguirre se paró con firmeza y se acomodó en la zona. San Lorenzo aprovechó al máximo la cabeza, tanto dentro como por fuera, para vencer anoche como visitante a Atlético Paranaense por 3 a 0 y reforzó sus esperanzas de clasificarse a los octavos de final, en un partido correspondiente a la cuarta fecha del grupo 4 de la Copa Libertadores.

Los goles azulgranas fueron convertidos por el chileno Paulo Díaz, a los 13 del primer tiempo; Nicolás Blandi, a los 22, y Rubén Botta, a los 45, del complemento.

El primer objetivo que tenía que afrontar era la adaptación a un terreno de juego diferente, dado que el césped sintético hizo más veloz la circulación del balón.

En ese sentido, el Ciclón trató de ser un equipo "corto", con Mussis bien pegado a Ortigoza y Belluschi manejando el balón detrás de los volantes rivales.

En una jugada preparada, San Lorenzo llegó a la ventaja, cuando Mussis habilitó a Gabriel Rojas por derecha, el juvenil envió un centro y apareció el chileno Paulo Díaz para colocar un frentazo y vencer a Weverton. Los nervios y al ansiedad de Atlético Paranaense fueron aliados para San Lorenzo, que hizo correr la pelota, abrió los espacios y no se volvió loco para sentenciar la historia, que llegó por medio de otro cabezazo, esta vez de Nico Blandi y un remate del recién ingresado Ruben Botta.

San Lorenzo quedó a tiro de clasificar en una zona pareja.

Comentarios