Central
Sábado 26 de Agosto de 2017

El Central de Montero arranca un supersueño ante Colón en el Cementerio de los Elefantes

El canalla debuta ante Colón en el inicio del torneo de 28 equipos. Cuatro refuerzos tendrán su bautismo con la camiseta auriazul. Comienza 16.15. Dirige Juan Pablo Pompei. Televisa Fox Sports 2.

Central comenzará hoy su camino en la novel Superliga, en el picante duelo que disputará en la tarde de Santa Fe ante Colón, en el Cementerio de los Elefantes. Allí, frente al sabalero, arrancará la gran ilusión del pueblo canalla de volver a tener un equipo protagonista, ambicioso, que logre crecer en funcionamiento a medida que avance el calendario y que con el tiempo pueda entreverarse en el lote de arriba de la tabla, donde a priori River y Boca parecen estar unos cuantos escalones por encima del resto en cuanto a la riqueza de sus planteles. Lo que está claro en este volver a empezar es que ahora Paolo Montero armó un plantel a su medida, con un largo libro de pases que posibilitó el arribo de seis refuerzos que solicitó expresamente, además de la adquisición de dos jugadores que considera vitales en su estructura como Washington Camacho y el arquero Diego Rodríguez. El objetivo auriazul para lo que resta del 2017 tiene dos aristas bien definidas, por un lado realizar una cosecha gruesa de puntos en las doce fechas que se jugarán del nuevo certamen y, por el otro, apuntar toda la artillería a la Copa Argentina, la competencia que constituye el camino más corto al gran sueño de coronar un campeonato. A rodar la vida.

   Justamente, la frase inoxidable del filósofo griego Diógenes de Sinope: "El movimiento se demuestra andando", le calza a la perfección a este comienzo de ciclo del canalla. Porque en el fútbol cada vez que hay un puntapié inicial de una temporada la ilusión se renueva, la expectativa crece y los sueños se liberan. Luego habrá tiempo para encontrar techos o bajar la vara, pero la primera fecha siempre es una hoja en blanco de una historia que tiene todo por escribirse.

   Si bien Paolo Montero tomó las riendas a principios de año, tras la salida de Eduardo Coudet, la realidad es que ahora podrá apreciarse su injerencia real en el equipo canalla. Porque esta vez el DT dispuso de un libro de pases abierto (en el último verano sólo pudo realizar dos incorporaciones que fueron Federico Carrizo y José Leguizamón) y entonces llegaron seis refuerzos: el defensor Alfonso Parot, los volantes Leonardo Gil y Santiago Romero, el delantero Fernando Zampedri (estos cuatro titulares esta tarde ante Colón), el zaguero Marcelo Ortiz y el recién llegado Fernando Tobio (ver página 5), que pronto se acoplará a la alineación principal. Además volvieron de sus préstamos Nicolás Da Campo, Maximiliano González, Elías Gómez y Pablo Becker.

   Por eso ahora Paolo armó un plantel a su medida y cada uno de los nombres que llegó pasó por el tamiz de su pizarra táctica. No es temerario afirmar que el verdadero Central de Montero es el que se verá de ahora en más, ya que los primeros seis meses promisorios que tuvo en Arroyito se pueden catalogar como un período de adaptación y conocimiento mutuo entre cuerpo técnico y plantel. Además ya no está parte de la columna vertebral anterior que integraban Javier Pinola, Damián Musto y Teófilo Gutiérrez. En consecuencia, lo que se verá desde hoy es un Central totalmente renovado, aunque con la misma intención de protagonismo e intensidad que pregonó el DT uruguayo desde que tomó las riendas auriazules.

   En cuanto a los refuerzos hay que decir que se trata de todos jugadores que se pueden catalogar como "obreros de la causa grupal", ya que no hay ningún nombre rutilante entre las caras nuevas. Sin dudas que este es el perfil de equipo "laburante" que pretende Montero, donde las piezas se potencien a partir del funcionamiento colectivo. Por supuesto que en un estreno de torneo tampoco se puede pretender que Central luzca aceitado al máximo o esté en el techo de su nivel. Pero hoy ante Colón debe ser el punto de partida de un equipo que tenga clara su idea de juego.

   Montero pretende que los zagueros estén cerca de la mitad de la cancha, aunque hoy improvisará con Mauricio Martínez como ladero de Leguizamón en una apuesta arriesgada; que los marcadores de punta pasen al ataque en forma alternada; que el tándem del uruguayo Romero y Leonardo Gil aporte presión en el medio y salida prolija; que sean decisivas las diagonales de Camacho y Carrizo arrancando por las bandas y que la dupla ofensiva Ruben-Zampedri esté siempre en la foto del área cuando las jugadas terminen con centros de costado. Si estas coordenadas prosperan, Central tendrá posibilidades de hacer pata ancha ante Colón.

   Así llega el canalla al estreno de hoy en la Superliga, focalizado en comenzar bien el torneo, pero repartiendo su atención en mitades iguales con la Copa Argentina, donde está en la instancia de 16avos. de final, y allí chocará ante Deportivo Riestra, el 3 de septiembre, en principio en cancha de Argentinos. Central se pone en movimiento y quiere picar en punta en Santa Fe.

Comentarios