Newell's
Martes 27 de Diciembre de 2016

El "adivino" Guzmán

El ex arquero leproso acertó en la elección y atajó tres penales para que los Tigres mexicanos gritaran campeón

El ex arquero leproso acertó en la elección y atajó tres penales para que los Tigres mexicanos gritaran campeón

Los penales, una mezcla de suerte, trabajo, puntería, adivinanza y otros ítems. "Esta vez me tocó adivinar", dijo con humildad el Patón Guzmán. El héroe de los Tigres de Nuevo León, quien se quedó con tres remates de los jugadores del América en la definición desde los doce pasos, todos los que le patearon y para todos los gustos: a la derecha, al medio y a la izquierda. Y claro, su equipo fue campeón de México. Eso sí, la adivinanza fue mayor porque según confió un compañero, el ex arquero de Newell's lo había anticipado y hasta se lo manifestó al técnico cuando le preguntó si se animaba a patear el último de la serie: "No habrá quinto penal".

Obviamente, todo México habló del Patón. Y sus penales atajados trascendieron por todo el mundo. No es nada común que un arquero detenga los tres penales que le patean en una definición (fue 3-0), tal vez sí que el ejecutor falle o los palos ayuden. Y, encima, en la primera final tampoco un jugador de América no pudo vencerlo desde los once metros porque la pelota dio en el travesaño. Y en el Apertura 2015, también ganado por el equipo de la UANL, el ex rojinegro también atajó uno en la definición ante los Pumas de la Unam.

"Son penales y esta vez me tocó adivinar, coronamos con sufrimiento", dijo luego de detener los disparos. "Tuve la suerte de que saliera todo bien, de adivinar y acertar", agregó el rosarino nacido el 10 de febrero de 1986, quien impidió que el América celebrara el título en el año de su centenario, además porque a la definición por penales se llegó con el empate en tiempo adicional de los Tigres en la segunda final (ambas fueron 1-1).

"Nahuel nos dijo que pararía los tres primeros tiros", reveló el delantero Jurgen Damm, y el arquero cumplió. En la primera ejecución, el Patón se lanzó abajo a su derecha para detener el tiro del brasileño Da Silva; en la segunda aguantó parado y rechazó el remate al medio del argentino Silvio Romero y en la tercera se lanzó a la izquierda para atajar el envío del mexicano Javier Güemez.

Y el hincha leproso salió corriendo a celebrar un título. Como lo hizo cuando fue campeón con Newell's en 2013 de la mano del Tata Martino. También cuando en la Copa Libertadores 2013 fue héroe en los penales por 4º de final, el 29 de mayo de 2013, en el 10-9 ante Boca, en el que convirtió su remate, los xeneizes fallaron dos y el Patón atajó los disparos del Burrito Martínez y de Juan Román Riquelme, que se lo pateó al medio.

Comentarios