Ovación
Martes 04 de Julio de 2017

D'Onofrio, en el club de la pelea

El presidente de River, Rodolfo D'Onofrio, respondió con los tapones de punta y dejó en claro que "no habrá camaradería" con el club paraguayo Guaraní "hasta que pidan disculpas".

El presidente de River, Rodolfo D'Onofrio, respondió con los tapones de punta y dejó en claro que "no habrá camaradería" con el club paraguayo Guaraní "hasta que pidan disculpas".

"Los únicos que podemos estar enojados somos nosotros porque fuimos ofendidos", enfatizó D'Onofrio al hablar con la prensa en la previa del choque por octavos de la Libertadores.

D'Onofrio se refirió tácitamente a las afirmaciones de Daniel Garnero, el entrenador argentino de Guaraní, que desde la semana pasada apuntó a River como el responsable de que Conmebol cambiara de tres a seis las incorporaciones de jugadores para los octavos, y que se produjo por los dos casos de doping de Lucas Martínez Quarta y Camilo Mayada. "River se mandó una cagada", dijo.

D'Onofrio insistió que lo del doping "fue un accidente" y que "hubo mucha maldad con la información", apuntando contra un sector de la prensa porque hasta se tiraron nombres de 7 jugadores que "hace meses que no van a un control" antidoping. "Les pido a los que agarran un micrófono que sean más serios", pidió.

D'Onofrio también desestimó la venta del volante Pity Martínez al Sporting Lisboa de Portugal y aseguró que permanecerá en el club "para ganar la Libertadores". Sobre el retorno de Leonel Vangioni, el dirigente admitió que tienen "una excelente relación" pero aclaró que River no le pagará "nada al club donde está", Milán de Italia.

Comentarios