Eliminatorias Sudamericanas
Miércoles 11 de Octubre de 2017

Di María jugó un partido reivindicatorio en la altura de Quito

El rosarino acompañó a su amigo Messi para los goles y defendió después.

Si hubo alguien que lo ayudó ayer a Lionel Messi fue Angel Di María. Tan rosarino como él. Amigos de tantas batallas y tantos desengaños futbolísticos. Bueno, el ex Central jugó realmente para reivindicarse de todas las malas que estaban pegadas como una oblea a su espalda.

Ya antes de jugarse el partido se intuía que Di María podía estar a la altura en la mismísima altura de Quito. Sus antecedentes así lo indican. Y Angelito fue consecuente con esos registros. Desbordó como en sus mejores tiempos pese a que tuvo que cambiar el aire. En el primer tiempo llevó mucho peligro con sus remates al corazón del área y en el segundo se dedicó más a ocupar posiciones defensivas por expreso pedido de Sampaoli. Ahí ya jugó más como volante por la izquierda. En cambio, en el primero estuvo más cerquita de Leo.


Di María también se merecía el reconocimiento que tuvo de sus compañeros y de Sampaoli. Para el Zurdo es un futbolista top, como dijo en la conferencia de prensa en Guayaquil y cuando muchos ponían en duda su participación contra Ecuador.

Hasta el Cabezón Ruggeri, un campeón del mundo, elogió el partido que disputó el ex Central. Es que Angelito lo necesitaba. Su imagen en la selección siempre estuvo asociada a que se lesionaba antes o durante la disputa de las finales. De él también se decía con insistencia y, muchas veces con motivos, que su ciclo en la selección estaba terminado. Anoche demostró que aún le queda hilo en el carretel. Otro histórico que lavó culpas y que tendrá el Mundial de Rusia para volver a entrar en el corazón de los argentinos.

Así, la primera guitarra de la enorme victoria de Argentina en Quito fue sin ninguna duda Lionel Messi. Pero el otro rosarino que integró el equipo albiceleste, Angel Di María, fue su mejor socio en el triunfazo 3 a 1 en la altura ecuatoriana. Angelito jugó un verdadero partidazo y tuvo un rendimiento brillante cuando más lo necesitaba el equipo y él mismo por todos los cuestionamientos que recibió en los últimos tiempos.

"Messi es un grande, el mejor por lejos"

"Estuvo espectacular el enano, igual que en los partidos anteriores. No teníamos la suerte de meterla y hoy (ayer) se dio. Ojalá podamos seguir de esta manera", afirmó Di María. Y agregó: "Messi es un grande. El mejor, lejos. Hizo que Argentina esté en el Mundial".

Mascherano: "Ahora hay que barajar y dar de nuevo"

Javier Mascherano, uno de los emblemas del seleccionado de los últimos años, reconoció haber llegado a un "punto límite", reclamó "barajar y dar de nuevo" y pidió "cambiar" en pos de las generaciones posteriores del equipo. Todo esto en el día del retorno al diálogo con la prensa después de un largo silencio, desde noviembre del año pasado. El triunfo y la clasificación sirvieron para dejar atrás la diferencia y comenzar una nueva etapa con el periodismo. "Nos hubiese gustado llegar de otra manera y no con la soga al cuello", dijo el Jefecito, quien admitió que hubo cosas que no estuvieron bien y en ese sentido pidió "cambiar" para las futuras generaciones.


Comentarios