Turf
Sábado 24 de Diciembre de 2016

Desmantelada ganó de punta a punta

La yegua Desmantelada, con la monta del jockey uruguayo Pablo Gustavo Falero, le ganó ayer por medio cuerpo a Rapunzel, en el Clásico General Alvear (1.000 metros) que se corrió en Palermo.

La ganadora, una hija de Stormy Atlantic, pagó un dividendo de 1,50 por boleto - súper favorita - y empĺeó un tiempo de 55s 21/100 para las diez cuadras de arena seca.

Apenas se abrieron las gateras saltó a la punta Desmantelada por media cancha, mientras que a su lado corrió Inbakaralera. Un poquito más atrás vino Plage. En el fondo corrieron Rapunzel y Sabia Decisión.

Ya en los 500 metros finales Pablo Falero puso a Desmantelada bien por el medio de la cancha y con la decisión de ganar de un viaje. Lo logró.

En los 250 metros finales vino desde atrás Rapunzel en violenta carga. Desmantelada siguió mandando las acciones pero la atropellada de Rapunzel se hizo sentir sobre el disco. Ganó de punta a punta Desmantelada por solo medio cuerpo de ventaja sobre Rapunzel que, a su vez, venció por dos cuerpos a Sabia Decisión, quien también atropelló en los metros finales.

Los parciales fueron de 20s 80/100 para los 400 metros y de 43s 24/100 para los 800 metros. Desmantelada alcanzó hoy su sexto triunfo oficial sobre un total de diez carreras. Ayer fue muy bien corrida por el jinete Pablo Falero y ganó por poco porque Rapunzel atropelló fuerte en las 200 metros finales.


Goncalves el mejor jockey de 2016

Francisco Leandro Goncalves, de 26 años y nacido en la ciudad de Sobral, nordeste de Brasil demostró en 2016 que lo suyo no era ningún cuento y terminó ganando la estadística de Palermo y también de San Isidro, además del Olimpia de Plata, un premio otorgado por el Círculo de Periodistas Deportivos.

El gran mérito de Francisco Goncalves, quien llegó a la Argentina hace dos años y medio atrás para correr los caballos del stud La Manija, fue dejar atrás a jockeys como Pablo Falero, Jorge Ricardo, Altair Domingos y Eduardo Ortega Pavón.

El entrenador que lo vio y lo trajo a Buenos Aires es Jorge Mayansky Neer, un hombre de buen ojo para elegir jinetes. Lo vio en el hipódromo paulista de Cidade Jardim, de San Pablo y no tuvo dudas.

"Lo ví en unas carreras en San Pablo y me dejó conforme. Le vi pasta para correr la media y la larga distancia y me gustó su seriedad", dijo Mayansky Neer cuando le preguntaron cómo descubrió a Goncalves. Luego el entrenador hizo todo los trámites para traerlo a Argentina y lo logró.

Poco a poco se fue ganando el respeto de sus colegas y el favoritismo del público apostador. Tanto en San Isidro como en Palermo tuvo un año fantástico en todos los planos.

En Palermo superó los 140 triunfos oficiales, mientras que en San Isidro también está llegando a esa cifra. Es un jinete que se acomoda a la corta, media y larga distancia.

Ahora ya es un jinete solicitado por varios cuidadores de primera línea. Y la opinión de los cuidadores de primer nivel es certera: "es un fenómeno".

Tiene solo 26 años pero es dueño de una gran madurez a la hora de correr. Por eso en 2012 y 2013 fue capaz de ganar la estadística en San Pablo, Brasil.

El año pasado sufrió una lesión seria en el Femur izquierdo y eso le hizo perder toda chance en las estadísticas. Tuvo paciencia, se recuperó y salió adelante de manera brillante. Hoy ya es un jinete que mete respeto desde la largada.

Tanto en 1.000 metros como en la milla o en los 2.000 metros Goncalves corre siempre caballos que tienen chance concreta de ganar.

Comentarios