Newell's Old Boys
Miércoles 15 de Febrero de 2017

Deseo cumplido de estar en Newell's

¿Qué representa Newell's en esta etapa de tu carrera?

Este es un club importantísimo. Siempre deseé estar acá. Tuve un pase muy fugaz durante un año y medio en el proceso de Theiler en inferiores. Cuando entrenaba la primera, pensaba si algún día podría estar ahí. Y ahora estoy, disfrutando el momento a full, con jugadores de jerarquía, que han estado en mundiales o fueron campeones. Es un desafío muy grande. Espero estar a la altura.

¿Cuáles son los aspectos claves de tu profesión?

La distribución de las cargas, no pasarse ni quedarse corto. Ese es el secreto. La variación del trabajo también, no aburrir a los futbolistas, seducirlos de la actividad que tienen que realizar. Y después estar cerca del jugador. Hoy el rol del preparador físico es importante en ese sentido, por la cantidad de tiempo que está junto al jugador. Vas estableciendo una relación, los escuchás y tenés que estar al tanto de un montón de otras cosas, gustos del momento, para poder entablar con ellos una conversación. Acá hay chicos de 19 años y gente experimentada como Maxi, y a todos los trato por igual, con el mismo respeto. Quizás por una cuestión lógica tenga más diálogo con los referentes.

¿Qué te gustaría que se dijese del estado físico del plantel?

Ante todo, prefiero mantenerme en el anonimato. Esperemos que se termine de la mejor manera el torneo y que de rebote se diga que el equipo estaba bien físicamente. No me fijo mucho en eso, priorizo otras cosas. Los actores principales son los jugadores. Mientras se hable bien de los jugadores, de rebote también se está hablando un poco del profe, del técnico y de todo el cuerpo de trabajo. Pero por sobre todo me gusta el anonimato y que las flores se las lleven los jugadores.

Comentarios