Ovación
Viernes 30 de Junio de 2017

Desde la Justicia no autorizarían demasiados refuerzos leprosos

El éxodo de jugadores en Newell's motiva a la dirigencia a buscar reemplazantes.

Newell's cerró una etapa y a partir de este momento comenzará a construir una nueva que se pondrá en marcha ni bien regrese el fútbol en agosto. Ahora con Juan Manuel Llop al frente del equipo, en su regreso a la entidad después de más de quince años. Un desafío de suma importancia para una persona que dejó una marca imborrable como futbolista en una época gloriosa de la entidad. Y dentro del trabajo que tendrá que desarrollar se encontrará con el desafío de armar un nuevo plantel por el importante éxodo que sufrió el rojinegro con el final del campeonato. A barajar y dar de nuevo en la búsqueda de un Newell's al que el Chocho intentará imponerle su impronta, su sello personal, con nombres que le solicitó a la dirigencia para diagramar un estilo de juego con caras nuevas para desafíos renovados. Y es aquí donde comenzará a regir el primer inconveniente, porque una cosa es "querer" y otra muy diferente es "poder". El rojinegro necesitará cubrir diferentes huecos que se generaron en la formación, aunque chocará con algo muy importante y a tener en cuenta que reside en el aspecto económico y en lo que autorice el juez encargado del paraguas judicial. Y de acuerdo a lo que Ovación pudo averiguar "es difícil que puedan llegar muchos futbolistas. Salvo que sean a bajo costo".

   Varios nombres importantes se fueron del Parque con el fin de continuar con sus carreras deportivas en otros lugares, principalmente porque desde lo económico Newell's no los podía mantener, como los casos de Ignacio Scocco, Mauro Formica y Sebastián Domínguez. A estas bajas se les sumaron nombres que concluyeron sus préstamos y partieron como Fabricio Formiliano, Germán Voboril, Facundo Quignon, Sebastián D'Angelo, Eugenio Isnaldo, Sebastián Prediger y posiblemente Néstor Moiraghi y Víctor Figueroa. Por eso un sector de la dirigencia pretende incorporar un buen número de futbolistas para cubrir la enorme baja en el plantel, aunque chocará con la idea de la Justicia de no generarle mucha más deuda a la entidad de la que ya tiene que afrontar desde hace varios años.

   Como lo anticipó este medio hace algunas semanas, la idea de los que controlan la economía de la institución leprosa, ya sean desde el ámbito de los Tribunales como los que manejan los números en la entidad, es que arriben jugadores solamente en condición de préstamos y no en gran cantidad. Todo dependerá en las condiciones que puedan llegar, que tendrán que ser "a bajo costo y a préstamo". Una condición innegociable. Por ende, nombres de importancia serán difíciles de conseguir bajo estas circunstancias, pero sí apuntarán a conseguir apuestas a futuro con el fin de promocionar y luego no percibir alguna ventaja económica.

   Si Diego Osella (renunció a su cargo tras la derrota con Unión) reclamó refuerzos o incorporaciones porque consideraba que el plantel era corto, Llop deberá rogar con que lleguen algunos de los que pidió para quedar chocho.


Comentarios