Central
Martes 13 de Junio de 2017

Define Ruben

Marco se resintió de una molestia en la cara lateral del pie izquierdo y debe decidir si pasa por el quirófano ahora o espera y se opera cuando termine el torneo

La semana arrancó torcida para Central. La vuelta al trabajo del plantel arrojó como saldo negativo que Marco Ruben apareció en el country con mucho dolor en el pie izquierdo. El goleador se resintió de una molestia en el sobrehueso que tiene en la zona calcánea. Puntualmente en la cara media lateral. No sólo está en duda para el partido del próximo viernes ante Banfield. Según pudo constatar Ovación, el capitán medita tomar la decisión de ir a cirugía esta misma semana para darle un punto final a este tema que lo tiene condicionado desde el año pasado. No obstante, en el club prefieren aferrarse al optimismo y cautela como medida preventiva porque podría suceder que el dolor merme y le permita terminar la temporada. Por eso esperarán y especularán. Pero la decisión final de ver cuáles serán los pasos a seguir la tomará el propio jugador, quien hoy será evaluado una vez más y habrá un panorama más claro.

La práctica del sábado pasado en el Gigante de Arroyito terminó siendo una mala sesión para Ruben. Es que en determinado momento del ensayo informal de fútbol, el atacante se dobló el tobillo tras ir a disputar la pelota con un compañero. Esa torcedura tuvo efecto inmediato en el pie, aunque en ese momento nadie imaginó que sería algo grave, y por eso no se encendieron las luces de alarma. Pero ayer la historia marcó lo contrario. El parte médico oficial que emitió la entidad canalla luego del entrenamiento matinal realizado en Arroyo Seco, a puertas cerradas, es claro y contundente (ver aparte).

La realidad indica que Marco tiene un sobrehueso en el pie izquierdo. El tratamiento definitivo es sacarlo mediante una cirugía. Pero como el jugador respondió bien en las ocasiones que le molestó, entonces se optó por seguir con el método ortopédico. Es decir, que trabaje y recupere junto al equipo de kinesiólogos. Eso le posibilitó estar presente en cada presentación pese a que en un par de ocasiones debió recurrir a la medicina invasiva (era anestesiado en la zona) para poder jugar porque no quería faltar a ningún partido.

Eso sí, luego de que se le iba los efectos de la anestesia, sólo el goleador puede describir el dolor que le generaba. No sólo en el pie afectado. Sin embargo, lo disimulaba en cada práctica con la mejor cara, más allá de que en la intimidad confesaba que era prácticamente insoportable poder caminar bien.

Ovación además certificó que el tema de la cirugía siempre estuvo planteado. Restaba saber cuándo iba a ser intervenido porque hasta ante cada episodio venía respondiendo. Pero ante este nuevo cuadro, no sería descabellado que Ruben ponga de manera inminente sobre la camilla el deseo de operarse.

A la vez, es cierto que por dentro no quiere bajarse de estos tres partidos que restan del campeonato porque piensa en dar una mano desde adentro para obtener la clasificación a la Copa Sudamericana. Claro que tampoco podrá especular mucho porque si el dolor persiste, sólo sería aumentar la inactividad y retrasar la rehabilitación.

Desde Central argumentaron que su capitán está en duda para el encuentro ante Banfield en el sur. De ahí en adelante puede pasar cualquier otra cosa. Porque el cuadro que padece afecta la zona del calcáneo, que tiene a su vez una conformación compleja. El sobrehueso que pone en jaque a Marco está en la cara media lateral del pie izquierdo, pese a que su definición académica es "antero lateral del pie".

Las estadísticas en medicina del deporte indican que cuando se tiene una patología como la del goleador canalla, no siempre arroja como saldo que se resienta la zona por más que el tobillo se doble. Pero en este caso sucedió y forma parte de los bajos índices posibles.

Claro que esta molestia no es nada nueva. De hecho, el año pasado tuvo un episodio cuando Central se midió ante Independiente. Eso lo llevó a hacer un trabajo específico durante un lapso y pudo terminar el año en cancha. Lo mismo le pasó en la reciente pretemporada que se desarrolló en Arroyo Seco. De hecho, debió cumplir con un itinerario diferente al resto durante varios días mientras esperaban el reinicio del torneo largo.

Y el antecedente más cercano data del clásico ante Newell's en el Coloso Marcelo Bielsa, cuando en el segundo tiempo corrió a toda marcha una pelota y terminó doblándose el tobillo. "Me duele todo, aunque no es nada grave. Es el mismo tobillo que me viene jodiendo desde hace rato. Pero esta alegría por haber ganado y marcado un gol en el clásico no me permite pensar en otra cosa que no sea en la felicidad que tenemos todos los centralistas", palabras más, palabras, le confió el propio Marco a este medio antes de dejar el estadio rojinegro con marcada molestia para moverse.

Por más que ante Racing, River y Colón haya jugado de titular, hay que destacar que "fue infiltrado" un par de veces para que en los partidos no sintiera dolor. Pero el sábado se resintió de la molestia que acarreaba del encuentro ante Newell's. Y todo indica que puede ser el detonante para que tome cuanto antes la determinación sobre de si pasará por el quirófano esta misma semana. O, en su defecto, cuando finalice el campeonato oficial.

¿Cuánto demandará la recuperación? El tiempo estipulado oscila entre tres y cinco semanas, dependiendo de varios factores. No obstante, hoy puede ser un día clave en la vida deportiva y personal del artillero canalla.

Parte oficial del capitán canalla

"En el día de la fecha, el médico del plantel profesional de Rosario Central, Dr. Marcos Diez (Mat. Nº 20759) informó que el futbolista Marco Ruben no entrenó por un dolor en el pie izquierdo. Durante el entrenamiento de fútbol del día sábado, el delantero se resintió de la molestia que presentó en el partido ante NOB", reza el parte oficial que emitió el club ayer. Pese a todo, puertas adentro

son conscientes de que el delantero pasará por el quirófano.

Comentarios