Newell's
Lunes 24 de Julio de 2017

"De lo que quería ver el saldo es positivo", aseguró el Chocho Llop

A pesar de la eliminación en este torneo, Llop dijo que le sirvió para evaluar a varios juveniles.

"Particularmente el partido me sirvió. No es lo mismo un entrenamiento que jugar por algo. Lo pudimos haber ganado, pero lo perdimos en los penales. Igual, desde lo que quería ver, el saldo es positivo", dijo Juan Manuel Llop dos horas después de que se cumplieran 15 años de que volviera a recorrer los metros que separan el túnel de ingreso del banco de suplentes local. La última vez había sido un 10 de febrero de 2002, cuando renunció tras un 0-3 con Banfield en la primera fecha del Clausura 2002.
Vestido con ropa deportiva con los colores rojinegros a flor de piel, el Chocho no recibió la misma ovación que otras veces cuando vino al Coloso como entrenador rival, ya que la platea de la visera no estaba habilitada. Pero desde los otros sectores bajaron varios aplausos para uno de los emblemas de Newell's.
"Hicimos muchas cosas que entrenamos pero no las pudimos terminar como pretendíamos. Los chicos entendieron muchas pautas del entrenamiento en estos 4 o 5 días que estuvimos juntos. También me voy conforme con el rendimiento de algunos pibes que están a la altura de lo que necesitamos", confió el Chocho, quien como futbolista salió tres veces campeón: una con el Piojo Yudica y dos con Marcelo Bielsa. Además, con 403 cotejos jugados es el tercero que más veces vistió la camiseta leprosa, detrás de Martino (509) y Scoponi (408).
Cuando se le preguntó puntualmente de quién se llevó las mejores imágenes no quiso personalizar tanto, pero declaró que "es difícil hacer nombres Hay chicos que me confirmaron, como Jalil Elías. Tampoco nunca había visto de cerca jugar a Lisandro Martínez contra dos delanteros importantes como tenía Rivadavia. De Valenzuela y Rivero sólo teníamos imágenes televisivas. A Treppo, que jugó un buen partido, lo quería ver en esa posición y también me incliné por Huguenet y no por Tissera por sus características".
Y cerró: "Perder no nos gusta, somos competitivos y queremos ganar siempre. Pero de los errores se aprende y hay que darse cuenta de ellos para mejorar".


Una vía poco habitual para hacer un gol

En los últimos tiempos no es muy habitual que Newell's convierta un gol de tiro libre como pasaba en la época del Tata Martino o el Negro Almirón, cuando los hinchas ante cada tiro libre cerca del área preparaban la garganta para gritar el gol. De hecho el último tanto por esa vía lo había marcado Ignacio Scocco, hace 4 años, cuando el 3/7/2013 el equipo de Martino venció 2 a 0 en el Parque a Atlético Mineiro, en la ida de las semifinales de la Copa Libertadores 2013. Vale destacar que por torneos de AFA, Newell's lleva casi 7 años sin hacer un gol de tiro libre: Mauricio Sperduti a Lanús (V) 2-1 el 14/8/2010.

Rivadavia y un festejo especial

Hay dos tipos de realidades en la Copa Santa Fe. Una la de Rosario, donde todavía este campeonato no entró en el hincha, y otra diametralmente opuesta se da con los equipos que no militan en primera.

Y este es el caso de Sportivo Rivadavia. Que ayer disputó en el Coloso, según lo que consideran sus hinchas y dirigentes, el segundo partido más importante de su historia, detrás del que jugaron con River en Formosa el año pasado cuando cayeron 3 a 0 en 32avos. de final de la Copa Argentina. Es por eso que alrededor de 700 hinchas ocuparon la popular que da al Palomar con sus bombos y banderas.
La familia venadense se hizo presente. Festejaron el gol de Basán, se embroncaron por el empate de Fértoli cuando se moría el partido y se emocionaron hasta las lágrimas cuando Rotondo selló el triunfo en la definición por penales.
La prolija salida hasta los micros fue bajo el grito "Vamos la V, vamos la V". Hasta se vio un purrete de 4 o 5 años en brazos de su madre con la camiseta de Rivadavia con el número 6 en la espalda y la inscripción de Zadel, uno de los ídolos d el equipo de la Anguila Gutiérrez. Rivadavia está de fiesta. No es para menos. Eliminaron a un equipo con historia y en su cancha.

Comentarios