Ovación
Miércoles 18 de Enero de 2017

Contra la lesbofobia

Un equipo de lesbianas y bisexuales representará a Santa Fe en una olimpíada en La Feliz.

Jugarán al futbol contra otros equipos de mujeres. Por suerte, eso ya no es novedad. Lo que sí es bastante nuevo, al menos en la provincia de Santa Fe, es que un grupo de jugadoras se visibilicen como equipo de lesbianas y bisexuales, enfrentando todos los prejuicios y discriminaciones lesbofóbicas. Todas: aún el de rivales e hinchadas femeninas que para insultarlas o burlarse les gritan "tortilleras". Son Las Safinas, quienes representando a la provincia jugarán ese desafío del 25 al 29 de enero en Mar del Plata, donde tendrá lugar la 13 edición de las Olimpíadas de Clubes Barriales de la provincia de Buenos Aires. Son 14 mujeres, de entre 20 y 37 años, de Venado Tuerto, Bombal, Carreras, Elortondo y Villa Gobernador Galvez, dirigidas por la también jugadora venadense Nadia Moyano.

"Tenemos un equipo motivado, bien entrenado, sólido, parejo y con gol, con jugadoras que pueden jugar en varios puestos. Saldremos a la cancha con tres defensoras, dos mediocampistas y una delantera y sobretodo con mucho orgullo: demostraremos una vez más que somos buenas jugadoras, deportistas y compañeras", dijo la técnica, hincha de Boca, admiradora de Maradona y de Marta (la jugadora de la selección de Brasil Marta Vieira da Silva) y también de los técnicos Carlos Bianchi y Chacho Coudet.

Moyano explicó que la base del equipo de Las Safinas juega en Sportivo Bombal. "Un equipo tricampeón en la liga deportiva del sur, tenemos mucho nivel. Tres de las jugadoras hace 16 años que jugamos. Y por fuera de lo futbolístico somos un grupo heterogéneo, con chicas que por problemas laborales o familiares han demorado su visibilidad y otras que no tienen problemas en hablar de su condición sexual. La arquera esta casada con una mujer y tiene un bebé y hay cuatro heterosexuales. De todos modos, cuando vamos a jugar, en más de una ocasión aun algunas mujeres nos tratan a todas de lesbianas, como si fuera un insulto. Seguimos adelante, a pesar de ello un porcentaje importante de la sociedad es abierta y respetuosa, nos acepta e incluye", aseguró Moyano. Además de jugar a la pelota esta mujer de 35 años trabaja como policía en la comisaría 14 de un barrio "picante" —según dijo— de Venado (un vecindario conocido como Cero 5), está en pareja desde hace 5 años y tiene el proyecto de ser madre en breve.

Cuando se le pregunta quién es la Messi del equipo, la técnica no se achica. "Tenemos varias buenas jugadoras: Erica Becerra e Ivana Troncoso, que juegan en el mediocampo; Rocío Decleiree, una delantera que jugó en River, y la arquera Luciana Vilche".

Para Moyano, toda mujer que quiera jugar al futbol debe empecinarse en hacerlo a pesar de las trabas que encuentre en el camino. "Somos muy capaces, lo importante es que te guste jugar. El deporte te ayuda en lo social y lo personal y hay que tener algo en claro: no hay obligación de visibilizarse, cada una tiene derecho a preservar su intimidad, pero sí es cierto que ayuda a muchas otras mujeres el poder decir que una es lo que es, dentro y fuera de la cancha".

El encuentro deportivo, organizado por ligas barriales de todo el país, se desarrollará en la Villa Marista de parque Camet a media hora de La Feliz y promete ser "la fiesta del deporte amateur", con la presencia de 800 jugadores de distintas categorías. Las Safinas se enfrentarán en cancha de siete a 16 equipos (y cuentan para estar presentes en la competencia con el apoyo de la Lotería de Santa Fe, las subsecretarías de Políticas de Género y Diversidad Sexual y el área de la Diversidad Sexual, de la Municipalidad de Rosario.


nadiam.jpg
Nadia Moyano juega desde hace 16 años y ahora dirige.
Nadia Moyano juega desde hace 16 años y ahora dirige.

Quiénes son y por qué se hacen llamar Las Safinas

¿Quiénes son estas futbolistas, cómo surgieron, de dónde salió ese nombre con el que llaman al equipo que vestirá camisetas con el mural de

"Rosario libre de lesbofobia" en el pecho? Las preguntas las responde la presidenta del grupo y trabajadora social de la Subsecretaría de Diversidad Sexual de la provincia, María Eugenia Sarrias.

"Las Safinas es una organización pionera en la lucha por la visibilidad lésbica, que nació en 2003 en Rosario", le explicó a Ovación. El grupo tiene su espacio físico en el Centro Cultural La Toma, Tucumán 1349, y en breve abrirá una nueva sede en Venado Tuerto, ciudad donde surgió la base del equipo de fútbol.

A la sede local concurren casi un centenar de lesbianas, bisexuales, heterosexuales, adultas y jóvenes para reflexionar y accionar sobre las problemáticas del colectivo LGBTI (lesbianas, gays, bisexuales y personas transgénero e intersexuales).

"Cuando todas salgan del clóset, cuando la sociedad nos acepte sin represalias, no va a ser necesario el activismo ni Las Safinas. Ojalá llegue el momento en que el grupo no esté más. Pero falta tiempo: aún no es fácil ser lesbiana, ni siquiera en ciudades «gay friendly» como Rosario", dijo Sarrias.

El nombre de la organización refiere a Safina Newbery, tal como se hacía llamar la antropóloga y feminista Sara Josefina Newbery (1921-2003), quien integró varias instituciones que defendían el derecho al aborto, entre ellas Católicas con Derecho a Decidir.

Comentarios